5 consejos para cuidar tu rostro entre los 30 y 40 años

En la treintena, es hora de prestar atención a las primeras arrugas.
Compartir:
Dicen que la piel es el órgano más flexible de nuestro cuerpo, pero a medida que pasa el tiempo, experimenta cambios. Mantener su equilibro y su salud es clave, y cada edad requiere sus cuidados. Hoy nos centramos en 5 consejos para cuidar la piel del rostro en la treintena.


5 consejos para la piel en la treintena

1. Ante las primeras arrugas, tratamiento y constancia

A partir de los 25 años, empiezan a aparecer líneas de expresión que en la treintena se acentúan. Los cambios en las conexiones del tejido reducen la fuerza de la piel, su elasticidad y su habilidad para retener humedad, por lo que mantener una buena rutina facial y ser constantes es muy necesario ya a los 30.

2. Limpiar siempre el rostro

A los 30 ya no valen excusas: desmaquillarse la piel después de todo el día y eliminar las impurezas no admite discusión. Dedícate 5 minutos cada noche para mimar tu piel. Por la mañana, usa agua micelar para borrar cualquier resto de sudor de la cara, y para preparar la piel antes de la aplicación de tu crema hidratante y maquillaje.

3. Crema de día y crema de noche... y según tu tipo de piel

Entre los 30 y los 40, debes conocer ya bien qué tipo de piel tienes (seca, mixta, grasa) y los productos que mejor se adaptan a tus necesidades. Para que la piel esté sana y para mantener a raya las primeras arrugas, en tu tocador no puede faltar una buena crema hidratante de día (mejor si incorpora acción anti-arrugas), una crema de noche (con un mayor poder nutritivo y regenerante) y un contorno de ojos.

4. Alimentación sana y sueño de calidad

Dicen que somos lo que comemos, y nuestra cara es reflejo de los nutrientes (y el descanso) que proporcionamos a nuestro cuerpo. Beber 2 litros de agua al día, comer frutas y verduras y seguir una dieta equilibrada son pautas que nos ayudarán a cualquier edad. Reducir la cantidad de café que tomamos, abandonar el tabaco y dormir entre 7 y 8 horas diarias también influyen en una piel más sana e iluminada.

5. Siempre, siempre... ¡protégete del sol!

En verano casi nunca nos olvidamos, per el resto del año también hay que tenerle mucho respecto al sol. Los efectos de éste sobre la piel acentúan las líneas de expresión, pueden provocar la aparición de manchas, etc. Por ello siempre que vayamos a estar expuestos al sol, es recomendable usar protector solar. Es más, en el mercado existen cosméticos (tanto cremas hidratantes como bases de maquillaje) que incluyen FPS que protegen nuestra piel de la radiación solar. Es una buena idea elegirlas.


¡Disfruta de una de las décadas más plenas en la vida de una mujer con tu mejor cara!
Compartir:
1 comentario
perla ysabel german
18 de octubre
Muy buenos consejos¡¡¡
¡Escribe tu comentario!
Debes estar logineado para comentar. Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
ENVIAR