Diccionario de cosmética de última generación

Cremas faciales, tratamientos para el cabello... incluyen activos desarrollados por la ciencia para cuidarnos y resaltar nuestra belleza.

Compartir:

La cosmética es uno de los terrenos donde más se innova y cada cierto tiempo, nuevas palabras saltan a las revistas o los anuncios de televisión, ingredientes o técnicas a priori desconocidas para nosotros, que van sonando más y más cada día.


Es una cuestión de ciencia, pero cada vez más al alcance de nuestras manos gracias a tratamientos, cremas o champús que vamos incorporando a nuestro cuidado.

Hemos recopilado algunas de estas “palabras” de la cosmética avanzada. Algunas os sonarán y algunas no, pero después de leerlo os daréis cuenta de la ciencia que se esconde tras muchos tratamientos:

Péptidos:

Nuestro sistema celular necesita mensajeros para funcionar y ahí es donde entran en juego los péptidos. Estas moléculas son las encargadas de enviar señales a las células para estimularlas, mejorar su regeneración, etc.

Polifenoles:

Dicen que el vino, con moderación, es saludable. Y en parte debe ser gracias a ellos: los polifenoles son guerreros contra los radicales libres, una especie química que altera el material genético de las células. Se extrae de la piel y las pepitas de las uvas. Se dice que su poder antioxidante es mucho mayor que el de la vitamina C. Así que ya sabes, ¡incluye las uvas en tu dieta!

NRF-2:

Con este nombre tan raro se denomina a una proteína presente en las células que es vital para que funcionen a pleno rendimiento. Activa más de 200 genes y reactiva la producción de agentes que frenan su envejecimiento. Con el tiempo su producción se ralentiza y hay que darle un empujoncito. El extracto de bambú negro es la gasolina que hace funcionar a este activador antiaging de los genes.

Keratina:

La keratina es una proteína que constituye el componente principal del cabello. Ésta se puede dañar tanto en el interior como en la superficie, lo que provoca fragilidad, y un aumento de la porosidad en las escamas capilares.

Ahora, varios productos para el cabello la incorporan, como la gama Gliss Ultimate Repair de Schwarzkopf, que incluye triple concentración de una keratina con estructura idéntica a la del cabello. Esto supone el rescate idóneo para el cabello, ya que sus moléculas penetran en las zonas más dañadas de la fibra capilar y a la vez repara también las escamas de la superficie capilar para darle un aspecto más sano.

Retinoides:

Son derivados de la vitamina A. Su cualidad reside en que penetran a niveles profundos de la dermis y estimulan la producción de colágeno.

Vitamina C:

Los dermatólogos la alaban por sus propiedades antoxidantes, fotoprotectoras contra los rayos UVA y UVB e iluminadoras. Además es un eficaz activo blanqueador y promotor de la síntesis de colágeno.


Hay muchos más, pero de momento, creemos que con esta breve introducción a la cosmética avanzada tenemos para empezar. ¿Te imaginabas que tras un champú o una crema hay tanta investigación y ciencia oculta?
 

Fuente: Marie Claire Marzo 2012

Compartir:
Sin comentarios
¡Escribe tu comentario!
Debes estar logineado para comentar. Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
ENVIAR