Quítame todo, menos mi champú

Claves para elegir el champú más adecuado según sea tu pelo y conseguir una melena espectacular.
Compartir:

Para escoger el champú hay que tener en cuenta la calidad y estructura del cabello y éstas, como otras partes del cuerpo, evolucionan con el tiempo, por lo que es bueno cambiar de champú de vez en cuando. Un cabello graso puede convertirse en normal, y viceversa.

Empecemos por el principio, ¿cómo es tu cabello?


Champú para cabello fino y lacio

Si tu cabello es muy fino o tiene algunos años puede verse lacio y estresado. Los champús que incorporan colágeno reestructuran el cabello para darle más fuerza y espesor.

Champú para cabello apagado

El uso regular del secador o la plancha puede perjudicar el aspecto brillante de nuestra pelo. Cuando la cutícula del cabello está dañada ya no refleja la luz como antes, lo que hace que el cabello se vea apagado. Para repararlo, elige champús específicos para cabello dañado, que suelen incorporar proteína de seda, aceite de nuez de albaricoque o extractos de perla.

Champú para cabello rebelde

¿A pesar de todos tus esfuerzos por peinarte, tus rizos se ven rebeldes? Para volverlos más dóciles utiliza champús anti-encrespamiento o para cabello rizado, que contienen agentes hidratantes como el panthenol y el glicerol, ideales para domar el cabello más rebelde.

Champú para cabello teñido

Tras aplicarnos una coloración, el cabello se ve lleno de brillo y con un color intenso. Los champús especiales para cabello teñido ayudan a preservarlo (suelen incorporar pigmentos brillantes o extracto de ámbar para mantener la intensidad del color) además de agentes suavizantes.

Champús adaptados a casos particulares

Algunos cabellos requieren cuidados específicos. Es el caso, por ejemplo, de los cabellos con caspa o con las puntas abiertas. El zinc pyrithione es un ingrediente activo que contienen la mayoría de champús anticaspa, suaviza la irritación y elimina la descamación excesiva del cuero cabelludo que provoca la aparición de caspa.

El cabello largo con las puntas abiertas debe ser tratado con la ayuda de ingredientes suavizantes muy ricos como el aceite de Macadamia, Oliva o Argán.

Ahora que conoces más los champús en función de las tipologías de cabello, podrás encontrar el champú más adecuado. Gliss, de Schwarzkopf, te lo pone fácil: en su web podrás filtrar según tu tipo de cabello y necesidad, y te indicarán los productos más adecuados:

 






Extra: ¡Consejos de aplicación que te vendrán de fábula!

1) Más cantidad no siempre es sinónimo de mejor resultado. Una cantidad equivalente a una avellana es suficiente para cabello corto; y del tamaño de una nuez para el cabello largo.

2) Asegúrate de que tu cabello está suficientemente mojado cuando lo lavas.

3) Si tu cabello es muy largo no hace falta que te apliques más champú en las puntas, con el champú que resbale de arriba es suficiente.

4) Aclara minuciosamente todo el champú (los residuos de producto capilar atenúan el brillo del cabello).

5) Adapta tu champú al clima y a las necesidades cambiantes de tu cabello. En verano y en invierno el cabello normalmente está más seco y necesita más hidratación.
 

Fuente: Schwarzkopf

Compartir:
Sin comentarios
¡Escribe tu comentario!
Debes estar logineado para comentar. Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
ENVIAR