4 formas simples de tomar menos azúcar

Por tu salud, es hora de reducir el consumo excesivo de este alimento.

Compartir:

El 80% de hombres y el 55% de mujeres tendrá obesidad o sobrepeso en 2030. Este es el resultado de un estudio del Instituto Hospital del Mar de Barcelona, que alerta de este problema creciente para la salud.

El principal causante de este exceso de peso en la población es el cambio de estilo de vida: somos cada vez más sedentarios, realizamos menos actividad física y, sobre todo, comemos peor. Ingerimos más alimentos con alto contenido en grasas y en azúcares y menos frutas y verduras.

Nuestro objetivo este 2019 es cuidarnos más y, por ello, empezaremos con algunos trucos para reducir el consumo de azúcar en nuestra dieta. Créenos, es más fácil de lo que piensas.

Para empezar, ¿cuál es la cantidad diaria recomendada de azúcar?

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el azúcar debe suponer el 5% de las calorías diarias consumidas (tanto en niños como en adultos). En el caso de los adultos, esto sería unos 50 gramos de azúcar (12 cucharillas de café). Para los niños, el consejo es la mitad (25 gramos, 6 cucharillas de café). Y los menores de 2 años no deben consumir ningún tipo de azúcares añadidos.

Cómo reducir la ingesta de azúcar

1) Evita consumir bebidas azucaradas

Los refrescos, batidos y zumos envasados contienen una gran concentración de azúcar. Algunas latas de refresco de 33cl llegan a contener hasta 35 gramos.

2) Yogures y leches

Si consumes yogures de forma habitual, es mejor comprarlo naturales (no edulcorados o de sabores). Si te gusta que sepa dulce, tú puedes controlar el azúcar que le añades; o sustituir el azúcar añadiendo trozos de fruta natural o frutos secos.

Por cierto, ¿qué pasa con el café con leche? ¿Has probado las bebidas vegetales? Este tipo de "leches", como la de almendra o la de arroz, aportan un ligero dulzor, que puede ahorrarte tener que añadir azúcar.

3) Sustituir el azúcar por otros recursos

¿Sabes que hay especias que tiene un toque dulce?  Prueba a añadir canela o nuez moscada a tu café con leche.... ¡delicioso!

Y lo mismo ocurre al cocinar postres o pasteles. Puedes sustituir el azúcar una vaina de vainilla o por fruta fresca como pera, manzana o plátano. Endulzan porque la fruta tiene fructosa.

4) Menos industrial y más casero

Los alimentos fabricados de forma industrial contienen más cantidad de azúcares (aditivos, edulcorantes...) que cualquier plato que podamos preparar en casa. Por ello, deberíamos revisar la cantidad de alimentos precocinados, las salsas envasadas y la bollería industrial que tomamos y, si bien no hay que desterrarla de nuestras dietas, sí evitar un consumo habitual de los mismos.

En la medida de lo posible, deberíamos hacer una mayor ingesta de frutas y verduras, alimentos que contienen azúcar por sí mismos, pero con un origen natural y saludable.



Compartir:
1 comentario
Juan L.
10 de mayo
Muy buena
¡Escribe tu comentario!
Debes estar logineado para comentar. Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
ENVIAR