Síndrome post-vacacional... ¡de eso nada!

¡Ten una actitud positiva y recupera hábitos saludables!
Compartir:

Que levante la mano quien aún se acuerda de lo estupendos que fueron esos días que pasó en la playa, o en la montaña, o en cualquier rincón del mundo en que desconectó de todo durante unos días.

No nos engañemos: el regreso a la “normalidad” es duro para la mayoría, pero este año, no vamos a permitir que la nostalgia se confunda con el tan extendido síndrome post-vacacional: ¡di no a sentirte mal!

5 buenas prácticas para recuperar tu buen estado de ánimo:

1) Si puedes, descansa unos días antes de incorporarte al trabajo. Y una vez hayas vuelto a la rutina, intenta irte a dormir a una hora “razonable” y dormir tus 7/8 horas diarias. ¡El poder de sueño es revitalizador!

2) Empieza tus actividades de forma progresiva: no pretendas resolver todos los asuntos pendientes en casa o en el trabajo el primer día.

3) El primer día de trabajo, adopta una actitud positiva. Saluda a los compañeros y no pierdas la sonrisa (ellos seguramente también están pasando por lo mismo, así que la empatía te hará sentir bien).

4) Respeta el descanso de los fines de semana. ¡Serán la clave para aguantar hasta tus próximas vacaciones!

5) Practica alguna técnica reductora de ansiedad: relajación, yoga, punto de cruz…


… Y, un consejo extra: ¡mímate! Dedícate un tiempo a la semana para ti, al menos 1 horita: lee unas cuantas páginas de tu libro preferido o date un baño relajante, con sales de baño y espuma. Nuestros compañeros de La Toja, expertos en cuidado termal, te dan unos consejos para prepararte un spa sin salir de casa (Leer aquí).


Si consigues controlar tu tiempo y superar los primeros días de melancolía por las vacaciones pasadas, verás que en breve ya estarás preparando otra vez las maletas para ir a un nuevo destino.
 

Fuente: La Toja

Compartir:
Sin comentarios
¡Escribe tu comentario!
Debes estar logineado para comentar. Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
ENVIAR