Alarga la vida de tu lavavajillas

No sobrecargarlo, limpiar el filtro, usar el ciclo adecuado... ¡y así hasta 7 consejos útiles para sacarle todo el partido al lavavajillas!
Compartir:


1) No sobrecargues el lavavajillas: Es algo más fácil de decir que de hacer. Parece que siempre hay sitio para una taza o un plato más, ¿verdad? Si esto ocurre, es mejor esperar al siguiente lavado o lavar ese plato a mano, ya que apretujar la vajilla interrumpe la correcta circulación del agua y, por tanto, aumenta la posibilidad de que los platos no queden tan limpios como esperas.


2) Usa el ciclo correcto: Al igual que al hacer la colada, hay que elegir siempre el programa de lavado más adecuado al tipo de suciedad y carga del lavavajillas. En general los lavavajillas incluyen el programa de lavado automático a 45º-65ºC, el de ahorro de energía a 50ºC, el intensivo a 70-75ºC para una limpieza más profunda, el delicado a 40ºC para copas y cerámica; y finalmente el ciclo corto o rápido a 45º-60ºC que te permiten una limpieza completa con el mínimo tiempo. 


3) Antes de lavar no hace falta aclarar pero... Gracias a los productos detergentes de calidad, hoy en día no es necesario aclarar los platos antes de meterlos en el lavaplatos, pero sí es necesario retirar bien los restos de comida porque el filtro no es un cubo de basura. No hacerlo acarrea a la larga más problemas.


4) Ejecutar un lavado del lavavajillas vacío cada mes y medio: Con el tiempo, la grasa y la cal se van depositando en filtros, boquillas y brazos rociadores de la máquina, por lo que es conveniente hacer un lavado profundo solo de la máquina cada 1 ó 2 meses. Utiliza un producto como Somat Limpia Máquinas, ya que con su fórmula elimina los depósitos de grasa y cal incluso de las partes con más difícil acceso y proporciona una limpieza higiénica.


5) Limpia el filtro de lavavajillas: En el fondo del lavavajillas, casi en tierra de nadie, hay una pieza extraíble de la que todo el mundo se olvida. Y ahí residen restos de comida, que conviene ir eliminando cada cierto tiempo para que no se obstruya, ya que eso puede perjudicar el rendimiento de la máquina.


6) Limpia las juntas de goma: tras meses y meses de uso, en las gomas de la puerta del lavavajillas se acumula polvo, restos de jabón, etc. Conviene pasar una bayeta con unas gotas de desinfectante (lejía Estrella, por ejemplo) por esa zona. Así la máquina estará más tiempo como nueva.


... y 7) Utiliza productos de calidad, como Somat. Con 40 años de tecnología alemana a las espaldas, sus productos cuentan con fórmulas para acabar con la suciedad protegiendo a la vez los platos y el lavavajillas. Echa un vistazo a la amplia gama de detergentes (tanto gel como tabletas) y a sus aditivos, y haz la prueba.

Fuente: http://www.thekitchn.com/

Compartir:
Sin comentarios
¡Escribe tu comentario!
Debes estar logineado para comentar. Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
ENVIAR