¿Cuál es la forma correcta de llenar el lavavajillas?

Llenar correctamente el lavaplatos es clave para una limpieza total.
Compartir:

Poner el lavavajillas es quizás una tarea que haces cada día, pero ¿estás segur@ al cien por cien de que lo colocas todo bien? Llenar correctamente el lavaplatos es el primer paso para aprovechar todo su potencial de limpieza y, por ende, asegurar los mejores resultados en la vajilla.

Vamos a hacer un repaso general de qué se coloca en la bandeja superior, qué utensilios van en la inferior, dónde se meten las ollas... Pero antes, una pregunta:

¿Se deben enjuagar los platos antes de meterlo en el lavaplatos?

La respuesta es no.
Obviamente, sí se deben eliminar bien todos los restos de comida pero no es necesario aclararlos con agua, ni recomendable desde un punto de vista medioambiental. La única excepción serían algunos elementos "difíciles", que sabemos que no se disuelven fácilmente en agua, como los restos de espinacas o ceniza.

¿Qué se coloca en la bandeja superior?

Los vasos, las tazas y los cuencos pequeños deben colocarse bien en la bandeja superior, especialmente las copas de cristal (que deben colocarse de forma que no choquen entre sí para evitar que se rayen).

También es recomendable colocar arriba los utensilios de plástico, ya que el calor es menos intenso arriba y, sino, podrían deformarse.

Algunos elementos de cubertería de mayor tamaño, que no caben en el cesto o la bandeja de cubiertos, como espátulas, cucharones, espumaderas... deben ir arriba, en los espacios que quedan entre las piezas más grandes.

Una vez lleno, comprueba siempre que los brazos aspersores giran sin impedimento.

¿Qué se coloca en la bandeja o cesto inferior?

Los platos se colocan siempre abajo. Los platos hondos van en las rejillas más anchas y los platos llanos (grandes o pequeños), en las más estrechas. Por cierto, para que el agua llegue bien a todos los rincones, se recomienda intercalar los distintos tamaños.

Los utensilios grandes como cuencos, cazos y ollas se deben colocar en la bandeja inferior. Es importante colocarlos boca abajo para evitar encontrarlos al final del lavado llenos de agua sucia.

Sobre todo, no hay que apilar recipientes unos sobre otros, ya que se puede generar un "efecto paraguas" y evitar que el agua alcance todos los puntos del lavavajillas.

Nuevamente, también aquí hay que chequear que los brazos aspersores puedan girar sin obstáculos.


Bandeja o cesto de cubiertos

La cubertería se coloca sin ordenar y con los mangos hacia abajo en la cesta para los cubiertos, aunque si hay cuchillos puntiagudos, por seguridad es mejor poner estos bocabajo. Para garantizar una limpieza perfecta, es conveniente mezclar cuchillos, cucharas y tenedores.

Si tu lavavajillas dispone de una bandeja para los cubiertos, sigue el orden establecido y todo saldrá limpio.


Para un resultado perfecto, usa Soma Limpia Máquinas

Además del detergente habitual, para que los lavados sean eficientes es importante también mantener la máquina en el mejor estado posible. Por eso, te recomendamos hacer un lavado cada 2 meses con Somat Limpia Máquinas para mantener limpios todos los conductos por los que circula el agua en el lavavajillas.

Compartir:
Sin comentarios
¡Escribe tu comentario!
Debes estar logineado para comentar. Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
ENVIAR