Lavavajillas: ¿cómo sé si lo uso bien?

Elegir el programa adecuado a la carga y suciedad puede ahorrar energía y euros en tu factura.
Compartir:


1) Es aconsejable dedicarle unos minutos al manual de instrucciones del lavavajillas. Parece una tontería, pero conocer las recomendaciones del fabricante es importante para escoger el programa más eficiente según la carga y tipo de suciedad.

2) En la medida de lo posible, usa el programa de baja temperatura. En la mayoría de los casos se pueden obtener excelentes resultados de limpieza con ciclos a temperaturas más bajas, es decir a 40-55ºC. Las altas temperaturas (70ºC) son necesarias sólo en caso de mucha suciedad.

3) Respeta las dosis de detergente recomendadas por el fabricante para cada ciclo de lavado.

4) Utiliza el lavavajillas a plena carga para ahorrar agua y energía. Coloca los platos según las indicaciones del lavavajillas para optimizar el rendimiento del lavado.

5) Siempre que sea posible evita el pre-lavado. En el caso de que la vajilla tenga poca suciedad escoge programas cortos, con los que ahorrarás electricidad y tiempo.

6) Limpia con regularidad los filtros y las tuberías. Para garantizar la eficacia del lavavajillas, y acabar con los depósitos de grasa y cal del lavavajillas, utiliza un Limpia Máquinas como el de Somat cada uno o dos meses.

7) Y si te toca cambiarte el lavavajillas dentro de poco, te recomendamos que compres uno de alta eficiencia energética (A+++), porque su coste de adquisición es amortizado en pocos meses debido al menor consumo energético.

¿Conoces Somat? Somat es nuestra marca de productos para lograr un cuidado completo de la vajilla y del lavaplatos. La gama Somat Oro, por ejemplo, puede utilizarse con todos los programas de lavado y asegura resultados de limpieza y brillo perfectos incluso en los programas cortos a baja temperatura.

Compartir:
Sin comentarios
¡Escribe tu comentario!
Debes estar logineado para comentar. Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
ENVIAR