Platos de cuchara para entrar en calor

Cremas, sopa, guisos... La mejor y más sabrosa respuesta al frío.
Compartir:

Nosotr@s hoy prepararemos una crema de calabaza para chuparse los dedos. Pero antes, hablaremos un poco de las posibilidades de cuchara para disfrutar esta temporada de frío.


Guisos: Nuestra geografía es conocida por su variedad gastronómica, y en platos de cuchara no hay quien nos gane. Es el mejor momento del año para preparar y degustar un buen marmitako, callos, pote asturiano, cocido o chipirones estofados con patatas, por ejemplo.

Legumbres: ¿Quién no ha entrado alguna vez en calor tomándose un buen plato de lentejas o garbanzos? Ricas en proteínas, las legumbres pueden convertirse en un estupendo y nutritivo plato único. Se recomienda comerlas 2 ó 3 veces por semana.

Cremas de verduras: Al estar elaboradas con productos de la huerta, son una fuente de vitaminas, antioxidantes y fibra, muy saludables y bastante económicas. Por no hablar de lo fáciles que son de hacer, como nuestra crema fácil de calabaza: una receta sabrosísima y de temporada.



Receta: Crema de calabaza fácil

Ingredientes: 450g de calabaza, 500 ml de caldo de verduras, un chorrito de nata de cocina, aceite, 1 puerro, 1 cebolleta, sal y pimienta.


1. Pela y trocea la calabaza, así como la cebolleta y el puerro.

2. En una olla, añade un chorrito de aceite y sofríe la cebolleta y el puerro. Cuando cojan color, añade la calabaza y rehogar dos minutos.

3. Añade el caldo de verduras, asegurándote que la calabaza quede bien cubierta. Dejaremos que esto se cocine a fuego lento unos 45 minutos, removiendo de vez en cuando para comprobar como va la cocción, y añadiendo caldo si vemos que reduce mucho.

4. Una vez tengamos la calabaza cocida, trituramos todo. Si ves que hay demasiado caldo, retíralo y tritura. Puede ir añadiendo después si ves que queda espeso. Para ligar la crema, añade un chorrito de nata de cocinar (opcional). Acaba con un toque de pimienta y ¡listo!


¡Básicos en la cocina!

Las sopas, guisos y cremas son un pilar básico en la cocina, porque son recetas excelentes que se van haciendo “solas” y mientras nosotr@s podemos ir haciendo otras cosillas por casa.

Y la misma filosofía nos gusta aplicar a la hora de recoger los platos y cacharros que hemos utilizado para prepararlos. Mete todo en el lavavajillas y echa un chorrito del nuevo Somat Gel Oro. Al ser gel, actúa desde el inicio del ciclo de lavado y consigue unos resultados brillantes en tu vajilla. ¡Haz la prueba!

Fuente: http://placeralplato.com/

Compartir:
Sin comentarios
¡Escribe tu comentario!
Debes estar logineado para comentar. Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
ENVIAR