Cómo afrontar la cuesta de enero (Finalista Enero'20)

Enviado por Maria Matilde R. (Madrid)

Compartir:

Mi truco para afrontar la cuesta de enero es sencillo:

1. Échale un vistazo al congelador. Si revisas el congelador después de Navidad, seguro que encontrarás alimentos que durante esos días has congelado. Yo siempre voy congelando cosas que están ricas y no se deben tirar, como por ejemplo, carnes o caldos que tras unos días puedo aprovechar para croquetas, purés y cosas así.

2. Compra solo lo que necesites. Cuando voy a hacer la compra intento coger solo lo que necesito. Además, me doy una vuelta por una zona del supermercado que suelen tener los productos que les faltan tres o cuatro días para cumplir la fecha de caducidad y si me gusta, compro tres o cuatro bandejas. Una vez en casa, lo cocino y lo divido en dos partes: una parte la guardo en el congelador y la otra parte la consumo.

3. Revisa el cajón de la fruta o verdura. Un truco para no tirar nada es seleccionar la fruta o verdura que esté más madura. Una vez escogida, yo la lavo, la pico y la dejo en el congelador preparada para hacer batidos o cremas. Además, es un truco que va genial para días en los que tienes más prisa. En un momento haces una crema, una sopa o incluso unas croquetas o un postre.

Compartir:
2 comentarios
Rosa A.
19 de febrero
Un pastel de verduras con lo que tengas. Es una comida que también les gusta mucho a los peques
MARIAN F.
21 de enero
Estoy de acuerdo con su planteamiento
¡Escribe tu comentario!
Debes estar logineado para comentar. Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
ENVIAR