Internet de las cosas: ¿qué es y cómo mejorará mi vida?

Te explicamos qué quieren decir cuando hablan de hogar inteligente y conectado.
Compartir:

Señoras y señores, el futuro ya esta aquí. Han pasado tres décadas desde que películas como Blade Runner o Regreso al Futuro dibujaran un futuro en que los coches volarían y, si bien, aún no hemos llegado a ese punto (en realidad, hay prototipos de coches voladores, pero aún tardaremos en verlos circular entre nosotros), sí estamos en ese futuro en que la tecnología está muy presente en nuestra vida y en nuestro hogar. Bienvenidos a la era del "Internet de las Cosas".

¿Qué es el internet de las cosas?

Cuando hablamos del internet de las cosas (IOT en sus siglas inglesas) hablamos de una pequeña (gran) revolución en las relaciones entre los objetos y las personas a través de la digitalización del mundo físico.

En otras palabras, el IOT consiste en una red inalámbrica en que muchos dispositivos electrónicos de nuestro entorno (dotados de un chip) recogen datos de uso y comportamiento y "se hablan entre sí", usando esa información para hacernos la vida más fácil. Veamos algunos ejemplos que ya existen a nuestro alrededor.

1. Control contra los mosquitos en casa

Hace unos meses os presentamos nuestro primer insecticida controlable desde el teléfono móvil: Bloom Home Control. ¿Qué hace especial a este aparato insecticida respecto a otros productos? Bloom Home Control se puede controlar desde una app en el móvil y, desde ahí, encender y apagar el aparato remotamente, controlar la intensidad, las habitaciones donde activarlo, etc.

2. Electrodomésticos inteligentes

Además de los conocidos televisores conectados a Internet (Smart TV), muchos electrodomésticos están empezando a incluir IOT. Por ejemplo, ¿imaginas que la nevera te avisara cuando te quedaras sin huevos? ¿O que pudieras pedir papel higiénico tan solo apretando un botón? Ambas aplicaciones existen, al igual que ya se puede controlar desde el móvil el aire acondicionado o la calefacción para que, de forma remota, puedas encenderlos o apagarlos unos minutos antes de entrar en casa y estar a la temperatura ideal sin esperas.

3. Sensores para controlar el jardín

¿Te encanta disfrutar de tu jardín pero no eres muy buen jardinero? Existen sensores que se instalan en el jardín y registran datos sobre la humedad, la temperatura, el nivel de fertilizante... Luego, esos datos se envían al móvil del usuario y se le avisa de cuándo es necesario regar o aplicar otros cuidados.


¿Magia? ¿Evolución? Parece claro que las aplicaciones van a más y muchas aún no sabemos que existen, pero no estaría mal que las futuras aplicaciones para un hogar inteligente incluyera no tener que limpiar los cristales nunca más o planchara por nosotros, ¿verdad?

Compartir:
Sin comentarios
¡Escribe tu comentario!
Debes estar logineado para comentar. Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
ENVIAR