Revisa, compara y no compres por impulso (ganadora Ene'18)

Consejo enviado por Ziortza Melendez (Vizcaya)
Compartir:

Lo primero es revisar bien lo que tenemos por casa. Bien sea de ropa porque las rebajas incitan a comprar. También puede pasar con comida que tenemos en el congelador o almacenada. Hay que revisar fechas para que nada se caduque y sacar el mayor partido a los descuentos, cupones y ofertas.

Lo segundo, se trata de comparar precios. A veces por comodidad compramos todo en el mismo sitio y eso puede incrementar el gasto. Eso ocurre habitualmente en supermercados, pero puede ocurrirnos con ropa, con un abrigo o calzado, que podemos encontrar en otra tienda una buena oferta si miramos en distintos sitios.


Para este segundo punto, añado un consejillo extra, ir a comprar andando. De este modo, ahorramos en gasolina y además vendremos con las cosas necesarias por no venir excesivamente cargados.

Y por último, no comprar por impulso. No parece importante o que pueda ocurrirnos.... pero es cierto que hay veces que pensamos vaya ganga y picamos. En esos casos hay que pensar dos veces si se necesita realmente o si es un capricho.


Compartir:
3 comentarios
Marta Gonzalez
28 de enero
Mi consejo favorito es el número 4. Revisa, compara y no compres por impulso
Aritz Saratxaga
23 de enero
El consejo de Ziortza es por el que voto
Ramon Rivas
23 de enero
Una idea brillante!!!
¡Escribe tu comentario!
Debes estar logineado para comentar. Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
ENVIAR