Cómo limpiar el baño en menos de 30 minutos

Consigue un baño limpio y desinfectado en poco tiempo

Limpiar el baño en menos de 30 minutos
Compartir:

El baño es uno de los espacios de la casa que más atención requiere en cuanto a limpieza. Sin embargo, mucha gente detesta hacer esta tarea porque la ve desagradable y larga. Pero...¿es eso cierto? ¡No! Limpiar el baño no tiene por qué costarte horas de trabajo, si cuentas con todos los productos de limpieza adecuados y te organizas bien. En este artículo te damos algunos consejos para limpiar el baño en menos de 30 minutos

¿Cómo limpiar el baño en menos de 30 minutos?

Antes de empezar a limpiar el baño es importante que te organices y establezcas un orden; prepara en un lugar accesible todos los productos que vas a necesitar para tenerlos a mano y decide qué orden seguirás. Para realizar la tarea en menos de 30 minutos, te aconsejamos los siguientes pasos:

  1. Empieza por el inodoro o WC. El inodoro necesita limpiezas frecuentes para evitar que la suciedad y las bacterias se depositen en él. El mejor consejo es, por tanto, no descuidar su limpieza durante días. Más vale ir limpiando poco y con frecuencia que tener que pasarte un día más tiempo frotando para acabar con manchas indeseadas.¡Vamos con ello! Para limpiar el WC, te recomendamos usar guantes porque aplicaremos lejía.

    Aplica un chorrito de Lejía Conejo sobre un estropajo o bayeta y friega bien por dentro y por fuera. Baja la tapa y descarga la cisterna y seca luego el exterior con una bayeta o trapo secos. Truco adicional: Para prolongar la limpieza entre lavados y proporcionar un buen olor constante, puedes colgar una cesta Bref Poder Activo. Deja la tapa siempre bajada. TIEMPO: 5 minutos. 
  2. El lavabo. El lavamanos es una zona con presencia de agua constante, por lo que es fácil que la cal se vaya acumulando. Para remediarlo, te recomendamos usar un producto como Tenn Baño, un limpiador anti cal especialmente formulado para acabar con este problema. TIEMPO: 2 minutos. 
  3. Sigue con la grifería y los mármoles: tanto una superficie como la otra, están en constante contacto con nuestras manos y con objetos de aseo. Por ello, es importante que siempre estén limpias. Para acabar con la cal y la suciedad, te aconsejamos utilizar Estrella Oxygeno Activo, un limpiador sin lejía que puede utilizarse incluso en las superficies más delicadas como el acero inoxidable, el mármol y los azulejos. TIEMPO: 2 minutos.
  4. Continúa con la ducha o bañera. Esta zona del baño es la que más humedad acumula y, en consecuencia, es la "preferida" por el moho. Para evitar su aparición y a la vez, eliminar la cal incrustada, te recomendamos que alternes un limpiador desinfectante y un anti cal. Pero, ¡ojo! Nunca debes mezclarlos. Si un día limpias la bañera con lejía Conejo, el próximo día que vuelvas a limpiarla, utiliza solo un anti cal. De esa forma, evitarás los dos problemas. TIEMPO: 3 minutos.
  5. Toallas y esponjas. ¡No olvides este punto! Es súper importante cambiar las toallas con frecuencia y lavar las esponjas, ya que también se ensucian por su uso reiterado. Puedes hacerlos usando un detergente en polvo de calidad como WiPP Express, y añadiendo un chorrito de Neutrex con lejía para garantizar una desinfección total. TIEMPO: 2 minutos.
  6. Por último, el suelo. El suelo del baño requiere la mayor atención y desinfección, especialmente en los hogares donde viven mascotas y niños. Si hay mucho movimiento en tu hogar, pasa la escoba a diario para eliminar la suciedad y friega el suelo con agua y unas gotas de Estrella 2en1, que al ser lejía con detergente, desinfecta y limpia, y no deja un fuerte olor a lejía. Para obtener más información sobre la proporción de lejía en agua que necesitarás para desinfectar el suelo, puedes consultar nuestro artículo Cómo desinfectar el baño para prevenir la propagación del coronavirus. TIEMPO: 5 minutos.

¡Conseguido! Baño limpio en menos de 30 minutos. 

Los expertos recomiendan limpiar el baño al menos 2 veces a la semana en profundidad, aunque sería bueno repasarlo cada día para garantizar la desinfección. Para ello, te recomendamos leer nuestro artículo 4 rutinas diarias para mantener el baño limpio.

Además, recuerda que limpies lo que limpies, es importante seguir siempre la dosificación recomendada en el producto por el fabricante. Hoy en día, los productos incluyen agentes concentrados y más cantidad no es sinónimo de más limpieza. La medida justa te garantizará un baño reluciente y desinfectado sin gastar ni un céntimo de más.

Compartir:
Sin comentarios
¡Escribe tu comentario!
Debes estar logineado para comentar. Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
ENVIAR