3 formas de saber si las polillas viven en tu armario...

... Y varias formas para eliminarlas y mantener tus prendas a salvo.
Compartir:

¿Has pensado alguna vez que es posible que ese agujerito en tu jersey de lana favorito no sea culpa de un enganchón en la lavadora? Aunque no nos guste admitirlo, es posible que en nuestro armario haya polillas y, de ser así, es hora de tomar medidas para evitar que nuestra ropa sea pasto de estos indeseados bichitos.

Para que sepas identificar si tienes polillas en el armario o los cajones de la ropa, te recomendamos fijarte en los signos más comunes de su presencia:


1. Los agujeros en las prendas


El primer indicador más común de tener polillas, como hemos comentado arriba, son los agujeros en la ropa. La comida favorita de las polillas es la fibra orgánica, como la seda, el cuero, la lana o el cachemir, así que revisa estas prendas en tu armario para comprobar que están en buen estado.


2. ¿Ves animalitos que vuelan?


Las polillas son insectos voladores parecidos a una pequeña mariposa, de color marrón o blanquecino. Se suelen camuflar muy bien en rincones oscuros e inaccesibles, puesto que las polillas odian la luz. Busca a fondo en los rincones más escondidos.


3. ¿Signos de nido o huevos?


Es conveniente revisar los armarios, cajoneras y otros lugares oscuros donde almacenemos ropa y no abramos con frecuencia. En alguna de sus esquinas puede esconderse un nido. Las hembras suelen depositar alrededor de 40 huevos (de no más de medio centímetro), de ahí nacen larvas y ellas son las verdaderas culpables del daño, ya que es únicamente en esta etapa cuando las polillas necesitan la proteína de las fibras naturales para crecer.



¿Qué hacer si encuentras polillas?


Si tienes polillas de la ropa, te recomendamos vaciar el armario y sus cajones completamente y aspirar el interior por completo. Aspira también alfombras y cortinas, para asegurarnos de eliminar posibles huevas. Lava el interior con una mezcla de agua y desinfectante y déjalo airear unos minutos.


Mientras tanto, lava la ropa a más de 40ºC y tiéndela al sol.


Las polillas no soportan los olores fuertes y tienen una especial
aversión a la lavanda (tampoco les gusta ni el romero, ni el tomillo ni el laurel). Por eso, es más que necesario utilizar ganchos anti-polillas en estas áreas, como el Gancho Antipolillas de Bloom con aroma a lavanda, y evitar las polillas desde el minuto cero.


Un último consejo es controlar la humedad en el interior del hogar, ya que las polillas se siente cómodas en niveles de humedad de 70-80%. Por tanto, puedes colocar en lugares estratégicos de tu casa (incluso dentro del armario) un absorbente de humedad como Rubson Aero 360º, que por su cómodo y compacto formato, pasará desapercibido y absorberá la humedad de más.


Compartir:
2 comentarios
Carmen García
30 de noviembre
Mi mejor chaqueta de cachemir que apenas había usado, las polillas me han hecho dos regalos. La he llevado a coser, pero este producto de Henkel no lo encuentro aún en los supermercados, droguerías y perfumerías. Mil gracias
M Luisa Montero
25 de noviembre
Gracias por este consejo, soy una osesionada con tener los armarios con antipolillas, pues es algo que me traumatiza y espero no encontrarmelas
¡Escribe tu comentario!
Debes estar logineado para comentar. Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
ENVIAR