5 pasos para hacer el cambio de armario (sencilla y fácilmente)

¡Ponte manos a la obra antes de que el frío te pille desprevenido!
Compartir:
Si tu armario es un caos total a estas alturas del año... ¡haz una revolución total! Es hora de ponerse manos a la obra con el cambio de armario. Nos guste o no debemos ser realistas, y no tiene pinta de que las temperaturas vayan a darnos más treguas. Adiós pereza, ¡hola armario ordenado!

Cambio de temporada, cambio de armario en 5 pasos

1) Lo primero, hacer inventario: Lo mejor es sacar toda la ropa del armario y limpiarlo por dentro. Además, aprovecha para colgar un gancho antipolillas de Bloom que protegerá la ropa toda la temporada y, además, dejará bien perfumadito el armario.

2) A partir de aquí, llega el momento de decidir qué conservarás para el año que viene y a qué dirás adiós para siempre. Consejo: si llevas dos años sin ponerte algo y no es una prenda vintage, no te engañes: es momento de decirle adiós. Donarla es una buena opción y hoy en día es muy fácil encontrar contenedores destinados a estos fines cerca de casa.

La ropa que sí conservarás, mejor guárdala limpia y planchada, para evitar que se humedezca, amarillee o estropee. Almacénala en cajas y con etiquetas, para reconocer de un vistazo donde guardaste tus prendas favoritas si un día necesitas encontrar algo rápidamente.

3) Saca la ropa de otoño/invierno y comprueba si está en buen estado o ha cogido algún tipo de olor a humedad. Si es así, aprovecha para hacer una lavadora con un buen detergente y un poco de suavizante como Vernel Soft&Oils, que además de dejar un aroma a nuevo en tu ropa, facilitará la tarea de planchado.

4) Mientras sacas la ropa, y antes de pasar a colocarla en el armario, piensa en un orden o sistema de almacenaje que luego sea fácil mantener: por colores, por combinaciones, por largura, diferenciando la ropa de trabajo de la del fin de semana...

5) Hazte con buenas perchas, preferiblemente todas iguales y no de alambre (que se doblan fácilmente y pueden arrugar las prendas) y con sistemas de organización, como separadores o bolsas, y habrás superado con éxito el enésimo cambio de armario en tu vida.

¿Verdad que resumido en estos 5 pasos no parece tan complicado? Síguelos y conseguirás un armario siempre a punto y listo para elegir qué ponerte cada día.
Compartir:
1 comentario
Carmen García
26 de octubre
Mil gracias. Son unos pasos sencillos e importantes.
¡Escribe tu comentario!
Debes estar logineado para comentar. Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
ENVIAR