8 trucos para hacer el cambio de armario fácil

Consejos para ordenar y organizar la ropa y protegerla de las polillas.

Compartir:

El buen tiempo ya ha hecho su aparición y, en breve, tocará dedicar un rato a hacer el cambio de armario. Es hora de que las prendas de abrigo dejen paso a una ropa más ligera que nos haga el calor más llevadero. En este artículo os explicamos 8 pasos para hacer del cambio de armario algo organizado y sencillo, que no solo nos permita renovar el vestidor, sino también conservar la ropa en el mejor estado y a salvo de las temidas polillas.

Consejos para el cambio de armario


1. Lo primero en la lista es vaciar todo el armario y los cajones. Aprovecharemos el cambio de armario para limpiar y refrescar el armario. Utiliza una bayeta Ballerina microfibras húmeda, que atrapará todo el polvo. Para añadir además buen perfume, puedes ponerle unas gotas de un limpiador generalista, como Tenn Brillante.

2. Con el armario limpio, es hora de ponerse con la ropa: sepárala por tipos de prendas (chaquetas, vestidos, pantalones, camisetas, ropa de baño...) y por colores.

3. Además, este es el momento de hacer inventario y reflexionar: toca deshacerse de lo que ya no te quede bien o no te hayas puesto en los dos últimos años. Sé realista y no vaciles en retirar las prendas que no uses ya para donarlas o reciclarlas.

4. Con todo aquello que sí conservemos (suponemos que la mayoría), se recomienda hacer una lavadora para eliminar olores y polvo que hayan podido absorber mientras estaban guardadas. Utiliza un suavizante que te guste y su perfume permanecerá una vez la cuelgues limpia en el armario.

5. También es hora de repasar si alguna prenda necesita un arreglo, como un botón o un dobladillo; y de poner orden en el cajón de la ropa interior y el de medias y calcetines. Piensa que para que entre algo nuevo, debe salir algo viejo ;)

6. Cuando la ropa esté limpia y planchada, busca el mejor lugar y orden para cada tipo de prenda. Si estableces un sistema de clasificación (por colores, por tipo de prenda...), ahorrarás tiempo cada mañana al elegir qué ponerte.

7. Las perchas son clave en el orden y conservación de la ropa. Si aún no tienes unas buenas perchas de calidad (no perchas de alambre), te sugerimos que inviertas en ellas. Las perchas de alambre dejan marcas y se doblan fácilmente.

8. La guinda del pastel: coloca ganchos antipolillas en el armario para prevenir la aparición de polillas. ¡Nadie quiere lucir ropa agujereada! Las polillas son más comunes de lo que piensas, pero es muy fácil prevenir su aparición: cuelga 2 o 3 ganchos de Bloom Antipolillas Lavanda en el armario y pon también uno en los cajones de ropa interior, calcetines... A las polillas les repelen los olores fuertes, en especial la lavanda, por eso, elige ganchos antipolillas y evítalas desde el minuto cero.


Compartir:
2 comentarios
MAR E.
10 de junio
Gracias!!
Mª TERESA F.
10 de mayo
Muy buenos consejos, seguro que los pongo en práctica. Gracias
¡Escribe tu comentario!
Debes estar logineado para comentar. Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
ENVIAR