Cómo hacer el cambio de armario correctamente

Ponte manos a la obra antes de que el cambio de tiempo te pille desprevenido

Cambio Armario
Compartir:

Cambio de temperaturas y con él... ¡llega la hora del cambio de armario! Aprovecha esta oportunidad para deshacerte de aquellas prendas que ya no utilizarásreestrenar las prendas de nueva temporada guardar la ropa de la temporada que acaba adecuadamente para que se mantenga impecable y las polillas no le afecten

¿Cómo hacer el cambio de armario correctamente?

¿Cómo proteger la ropa contra el polvo y la humedad?

¿Cómo eliminar el olor a humedad de la ropa? 

¿Cómo proteger la ropa contra las polillas?

¿Cómo guardar la ropa blanca para que no se vuelva amarilla?


¿Cómo hacer el cambio de armario correctamente?

1. En primer lugar, aprovecha el cambio de armario para limpiarlo y refrescarlo. Utiliza una bayeta Ballerina microfibras húmeda, que atrapará todo el polvo. Para añadir además buen perfume, puedes ponerle unas gotas de un limpiador generalista, como Tenn Brillante. 

2. Con el armario limpio, es hora de ponerse con la ropa: sepárala por tipos de prendas (chaquetas, vestidos, pantalones, camisetas, ropa de baño...) y por colores

3. Además, este es el momento de hacer inventario y reflexionar: toca deshacerse de lo que ya no te quede bien o no te hayas puesto en los dos últimos años. Sé realista y no vaciles en retirar las prendas que no uses ya para donarlas o reciclarlas.

4. Con todo aquello que sí conservemos (suponemos que la mayoría), se recomienda hacer una lavadora para eliminar olores y polvo que hayan podido absorber mientras estaban guardadas. Para ello, recomendamos utilizar un detergente como Perlan Cuida y Repara, ya que gracias a su fórmula con Repairzyme, además de limpiar en profundidad, protege contra pelusas y bolitas y las elimina hasta en un 80%*.


5. También es hora de repasar si alguna prenda necesita un arreglo, como un botón o un dobladillo; y de poner orden en el cajón de la ropa interior y el de medias y calcetines. 


6. Cuando la ropa esté limpia y planchada, busca el mejor lugar y orden para cada tipo de prenda. Si estableces un sistema de clasificación (por colores, por tipo de prenda...), ahorrarás tiempo cada mañana al elegir qué ponerte. 

7. Las perchas son clave en el orden y conservación de la ropa. Si aún no tienes unas buenas perchas de calidad (no perchas de alambre), te sugerimos que inviertas en ellas. Las perchas de alambre dejan marcas y se doblan fácilmente.

8. La guinda del pastel: coloca ganchos antipolillas en el armario para prevenir la aparición de polillas. ¡Nadie quiere lucir ropa agujereada! Las polillas son más comunes de lo que piensas, pero es muy fácil prevenir su aparición: utiliza productos anti polillas tanto en el armario como en los cajones de ropa interior, calcetines... 

¿Y qué hacemos con la ropa que debemos guardar hasta el año que viene? Guardar la ropa de la temporada anterior correctamente también forma parte del proceso de cambio de armario. Por ello, es importante que antes de sacar la ropa de temporada inviertas una parte del tiempo pensando cómo y dónde guardarás la ropa para que esté protegida contra las polillas, la humedad y los olores, entre otras cosas, hasta el próximo año.


¿Cómo proteger la ropa contra el polvo y la humedad?

  1. Encuentra el espacio más adecuado para colocar la ropa y accesorios de forma que no se ensucie o corra peligro de deteriorarse.
  2. Para guardar los trajes, pantalones o vestidos utiliza fundas, y mejor no doblarlos.
  3. En cuanto a los zapatos, guárdalos limpios y en sus cajas o bolsas. Es mejor separarlos por pares.
  4. Guarda la ropa en cajas, bolsas de tela o plástico y ponles etiquetas que indiquen su contenido. Así te será más fácil localizar algo que busques dentro de unos meses.
  5. Lava y plancha toda la ropa antes de almacenarla. De ese modo, evitarás que se humedezca, amarillee o estropee.
  6. Pon orden entre las prendas: repasa si hay algo que necesite un arreglo (se haya caído un botón, dobladillo descosido...) y dona o tira las prendas que ya hace tiempo que no uses.


¿Cómo eliminar el olor a humedad de la ropa? 

El olor a humedad de la ropa es especialmente habitual en toallas y ropa de baño, pero también puede aparecer en algunas prendas que han estado mal almacenadas o que no se han secado correctamente antes de guardarlas en el armario. Para evitarlo: 

  • Antes de guardar la prenda en el armario, asegúrate de que esté bien seca
  • Guarda la ropa en bolsas o cajas herméticas
  • Para prevenir los malos olores en la ropa, opta por lavarla con Dixan Frescor+, con tecnología Neofresh que elimina malos olores y proporciona un frescor de larga duración en la ropa.

¿Te preocupa otro tipo de olor en tu ropa? Descubre cómo eliminar el mal olor de la ropa, como el de naftalina o el de sudor, entre otros.


¿Cómo proteger la ropa contra las polillas?

Aunque no nos guste admitirlo, es posible que en nuestro armario haya polillas y, de ser así, es hora de tomar medidas para evitar que nuestra ropa sea pasto de estos indeseados bichitos. En nuestro artículo 3 formas de saber si las polillas viven en tu armario te explicamos cómo puedes detectarlas

En caso de no tenerlas, tampoco debes bajar la guardia. Para prevenir la aparición de las polillas y que éstas estropeen nuestra ropa, te aconsejamos protegerla con productos anti polillas. Coloca el producto junto con la ropa que vayas a guardar y ¡listo! 


¿Cómo guardar la ropa blanca para que no se vuelva amarilla?

La ropa blanca necesita un trato especial para que no aparezcan las terribles manchas amarillentas. Para evitarlo, presta atención a aquellas prendas blancas que vas a almacenar durante un tiempo. Estos son nuestros consejos para mantener el blanco intacto: 

  • Guarda la ropa blanca en cajones, bolsas o cajas exclusivas para este color. No las mezcles con prendas de otros colores porque podrían variar su color. 
  • Sigue el mismo procedimiento para aquellas cajas que guardarás colgadas. Reserva un espacio del colgador exclusivo para ellas. 
  • Asegúrate de que estén completamente secas y planchadas.
  • Ventila los cajones o cajas con frecuencia. Al menos una vez por semana, déjalos abiertos durante una hora para evitar que la humedad se adhiera a la ropa. 
  • Haz lavados periódicos. En caso de que las prendas vayan a estar guardadas un largo periodo de tiempo, lávalas al menos una vez cada tres meses y déjalas secar bien al sol. Descubre cómo lavar la ropa blanca correctamente para obtener los mejores resultados.
  • Utiliza productos anti moho para el almacenaje. 


Resumiendo...

¿Cómo hacer el cambio de armario? 

Antes de sacar la ropa de nueva temporada, planifica dónde y cómo guardarás la ropa que ya no vas a ponerte hasta el año que viene. Una vez tengas claro el lugar, lava y plancha la ropa. Guarda los trajes, los pantalones y los vestidos en fundas; los zapatos limpios y en cajas. El resto de ropa lo puedes guardar en cajas con un producto anti polillas. A continuación, limpia el armario y saca la ropa de esta temporada. Haz un inventario y lava todas las prendas antes de distribuirlas con el sistema de clasificación que hayas elegido. 

Compartir:
Sin comentarios
¡Escribe tu comentario!
Debes estar logineado para comentar. Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
ENVIAR