Cómo lavar y cuidar la ropa interior

Con estos consejos podrás mantener tu ropa íntima como el primer día.
Compartir:
Echa un vistazo al cajón de tu ropa interior... ¿Crees que la estás mimando como necesita para que dure lo máximo posible? A veces, con las prisas, no somos conscientes de que, con los cuidados necesarios, podríamos prolongar la vida útil de estas prendas.

Como los tiempos que corren no están para malgastar, hoy nos detenemos a recordar estos...

7 consejos básicos a la hora de lavar nuestra ropa interior

1) Antes de lavar por primera vez... Debemos mirar las etiquetas de las braguitas y sujetadores. Estas etiquetas nos permiten saber si podemos lavar en la lavadora, a qué temperatura, si la prenda puede plancharse o no, etc.

2) En general, la ropa interior está compuesta por fibras artificiales (como la poliamida o el poliéster) mezcladas con pequeñas cantidades de otras fibras como la viscosa o el algodón. Estas fibras tienen muchas cualidades: se secan fácilmente y no suelen necesitar planchado. A la hora de lavar, por eso, debemos seleccionar un programa de lavado delicado y a baja temperatura, no más de 40°C.

3) A ser posible, lo óptimo es escoger un detergente neutro, especialista en tejidos delicados, como Perlan Lana y Ropa Delicada.

4) En el caso de las prendas que sí pueden lavarse a máquina, utiliza una bolsita de red o tela: así evitamos que se mezclen y se puedan enredar con otras prendas. Es importante también cerrar los sujetadores para evitar que los corchetes se enganchen.

5) No obstante, algunos tejidos más nobles, como la lencería, la seda, los encajes, prendas con abalorios... es recomendable lavarlos a mano y no secar nunca en la secadora.

6) En general, las prendas íntimas no deben centrifugarse ni secar en secadora. Lo mejor es tenderlas al aire, del revés y a la sombra. La luz directa del sol no solo puede desteñirlas, sino que el calor que produce puede afectar también a los elásticos de las prendas.

7) Por regla general, la ropa interior no se plancha. En caso necesario, lo recomendable sería hacerlo a la temperatura más baja de la plancha y colocando un paño húmedo encima de la prenda; o mejor aún, con una plancha de vapor, para evitar brillos y desperfectos.
Compartir:
2 comentarios
Cinta De La Villa Gil
28 de octubre
Hola! Son buenos consejos, no sabia que el sol puede estropear el elástico de la ropa interior. Pues a tender a la sombra!!??
Ana Rascado
30 de mayo
Me parece interesante este artículo. Creo que muchas veces no prestamos la suficiente atención al cuidado de la ropa interior y es la más importante.
¡Escribe tu comentario!
Debes estar logineado para comentar. Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
ENVIAR