Keep calm... ¡y abrígate!

Lana, pana, terciopelo... Envuélvete en tejidos cálidos. Nosotros te enseñamos a cuidarlos.
Compartir:

 

  • LANA


Es el tejido por excelencia del invierno, porque abriga mucho, es resistente y, si se cuida adecuadamente, mantiene su aspecto original durante bastante tiempo. Para evitar problemas como el encogimiento de las prendas al lavar, o la formación de bolitas, presta atención a su lavado y secado.

Por ejemplo, ¿sabías que para lavar las prendas de lana es preferible usar agua templada, no superior a los 30ºC? En general, la mayoría de ellas pueden lavarse con un detergente neutro como WiPP Express, que es eficaz incluso lavando en agua fría, o utilizar uno especialista para prendas delicadas como Perlan. A la hora de secar estas prendas, es mejor dejarlas extendidas sobre una superficie plana en vez de colgarlas, puesto que el peso de la lana hace que se deforme.
 

  • PANA


La pana es un tejido de algodón y, con los cuidados adecuados, puede lavarse generalmente en la lavadora, como el resto de prendas de algodón. Como siempre, te recomendamos leer la etiqueta de la prenda para saber cómo lavar, secar y plancharla.

Eso sí, antes de meter una prenda de pana en la lavadora, gírala del revés para proteger el lado con textura. Y una vez seca, plánchala también del revés o poniendo un paño entre la plancha y la ropa, para evitar brillos.
 

  • TERCIOPELO


En general, el terciopelo es un tejido delicado y, por eso, debemos tener cuidado para evitar las manchas o que la suciedad se pose sobre ellas. Para mantener el brillo de las prendas y evitar la acumulación de polvo, te recomendamos que cada cierto elimines la suciedad superficial pasando sobre la prenda un cepillo de cerdas suaves.

En el caso de sufrir una mancha o para una limpieza más profunda, lo más recomendable es la limpieza en seco (en la tintorería). En cualquier caso, comprueba siempre la etiqueta de las prendas. Aquí puedes echar un vistazo a todos los Símbolos de Lavado.
 

  • PUNTO


El punto es un tejido de lo más polivalente. Es práctico, cómodo y fácil de cuidar. Por lo general, y aunque debes leer siempre la etiqueta para asegurarte, el punto sigue las mismas recomendaciones de lavado que la lana, así que procura que no te falte un detergente neutro para tu colada.


¡Que el frío no te pare! Combina como mejor sabes los tejidos más cálidos y no le temas al mal tiempo.
 

Fuente: Guía de limpieza Henkel

Compartir:
Sin comentarios
¡Escribe tu comentario!
Debes estar logineado para comentar. Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
ENVIAR