Cómo evitar desteñidos

Compartir:

Un problema frecuente con la ropa, especialmente con aquella de colores intensos, son los desteñidos. Cómo cuidar los colores originales de tu ropa y evitar que las prendas destiñan es tan fácil como seguir unos sencillos consejos a incorporar en tu rutina habitual de lavado.

¿Por qué destiñe la ropa?

Uno de los factores que provoca que la ropa destiña es un incorrecto uso de la temperatura del agua. Los iconos de lavado de las etiquetas de ropa contienen una valiosa información sobre temperatura y tiempos de lavado. Sigue la información que aconseja cada etiqueta para que la ropa mantenga su color original.

¿Cómo evitar los desteñidos?
Al margen de leer las instrucciones de lavado, sigue estos cuatro consejos para evitar desteñidos y mantener tus prendas en buen estado:

- Consulta las etiquetas de las prendas para elegir el mejor programa de lavado.

- Separa la ropa blanca de los colores oscuros o intensos. Micolor Adiós al Separar cuenta con un sistema anti-transferencia de colores que evita que las partículas de color sueltas en el agua se impregnen de nuevo en la ropa, tiñéndola. Úsalo separando las prendas blancas de las de color.
- Lava con agua a poca temperatura.
- Si no sabes si una prenda nueva destiñe, antes de lavarla haz una prueba: enjuágala y presta atención al color del agua. A ser posible, lava las prendas nuevas por separado la primera vez. Si suelta mucho color, es mejor lavarla a mano y sólo esa prenda.

Protege los colores de tu ropa para que luzcan como el primer día y evita desteñidos siguiendo unos consejos básicos.




RESUMIENDO:

Cómo evitar desteñidos


Evitar desteñidos es muy fácil con una serie de consejos que te explicamos a continuación. En primer lugar, sigue siempre las instrucciones de lavado de la prenda. Cuando vayas a poner una lavadora, separa la ropa blanca de la oscura o de colores intensos. Micolor Adiós al separar tiene una fórmula especial que evita la transferencia de colores entre prendas, así que simplemente tendrás que separar la ropa blanca de la de color. Lava con agua a poca temperatura o fría y, si tu prenda es nueva, realiza primero un enjuagado para ver cuánto puede desteñir. Si la prenda suelta mucho color, es mejor lavarla sola o hacerlo a mano. Con estos sencillos consejos tendrás tus prendas con el color intenso del primer día.


Compartir:
Sin comentarios
¡Escribe tu comentario!
Debes estar logineado para comentar. Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
ENVIAR