Cómo lavar ropa de bebé a mano

Compartir:

Nuestras prendas preferidas son muchas veces las más delicadas y, por tanto, las que más tememos poner a lavar. Tejidos como la lana, la seda o la ropa de bebé se dañan fácilmente si los metemos en la lavadora con detergentes que no sean los adecuados. Si lo preferimos también podemos lavarlos a mano. De este modo, la ropa se mantendrá como nueva durante más tiempo, con esa suavidad que la hace tan especial.

Para lavar a mano, lo primero que debemos hacer es clasificar la ropa delicada por colores y tejidos. Así, las prendas de colores fuertes y oscuros las lavaremos sin mezclarlas con la ropa clara, para evitar que destiñan. También es importante lavar por separado los tejidos más delicados, como la seda, al igual que la ropa de bebé, sobre todo en los primeros meses, ya que así evitamos que se adhieran restos de suciedad de otras prendas.

La ropa delicada podemos sumergirla en agua fría o tibia, pero nunca en caliente, ya que algunas prendas podrían encoger o perder la vivacidad de sus colores.

Elegir un detergente adecuado, específico para prendas delicadas, resulta fundamental. Con Perlan Cuidado 3D, la ropa se mantiene como nueva durante más tiempo. Utiliza la dosis justa y viértela en el agua antes de meter la ropa. Puedes dejar la colada en remojo unos 20 minutos. A continuación, agita la ropa en el agua con cuidado y frota con suavidad allí donde sea necesario.

Para aclarar la ropa, vuelve a agitar la colada en agua limpia, dóblala y presiónala sobre los bordes hasta que notes que desaparece la espuma del detergente.
Si quieres utilizar suavizante, para la ropa de bebé puedes utilizar Vernel Delicado, que cuida las prendas y respeta las pieles más delicadas. Después de sumergir la ropa en el agua con el suavizante, tendrás que aclararla una vez más.

Procura no escurrir las prendas delicadas para no dañarlas. La manera ideal de retirar el exceso de agua consiste en doblarlas en capas y presionarlas contra el borde del recipiente. También puedes colocarlas sobre una toalla que irás enrollando y presionando al mismo tiempo.

Las toallas también te servirán para secar tus prendas delicadas cuando las has lavado a mano. Coloca sobre ellas la ropa en una superficie horizontal, y así tus prendas delicadas no perderán su forma. Para evitar que cojan olores por la humedad siempre es recomendable secarlas al aire pero, recuerda, mejor a la sombra para que el sol no dañe los colores.

Para lavar la ropa delicada en la lavadora, mira antes bien las etiquetas y recomendaciones del fabricante de cada prenda. Recuerda, primero clasifícalas por colores y tejidos, y, si permiten lavarlas en la lavadora, elige un detergente adecuado como Perlan Cuidado 3D. Escoge el programa y temperatura de lavado adecuado, y sigue las instrucciones de dosificación del detergente según el tipo de prenda y las manchas que presente.

Verás cómo con estos consejos para lavar ropa delicada tus prendas preferidas mantienen el frescor y la suavidad del primer día.




RESUMIENDO:

Cómo lavar ropa delicada


Los tejidos como la lana, la seda o los de la ropa de bebé se pueden dañar fácilmente. Para evitarlo lo mejor es lavarlos a mano y seguir esta serie de consejos: en primer lugar debes clasificar la ropa por colores y tejidos. A continuación, sumérgela en agua fría o tibia y utiliza un detergente adecuado para prendas delicadas, como Perlan Cuidado 3D. Deja la ropa en remojo durante 20 minutos con la dosis de detergente adecuada, agita la ropa con cuidado y frótala sólo en aquellos lugares que sea necesario. Aclárala con agua abundante y sécala en posición horizontal sobre una superficie. Nunca la escurras para que no pierda su forma. Si prefieres lavar a máquina, la gama Perlan Cuidado 3D es ideal para las prendas más delicadas. Utiliza un programa adecuado y sécala del mismo modo que la ropa que has lavado a mano.

Compartir:
Sin comentarios
¡Escribe tu comentario!
Debes estar logineado para comentar. Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
ENVIAR