Cómo lavar ropa blanca

Compartir:

¿Sabías que la ropa de color blanco se vuelve gris con el tiempo y los lavados? Además, las manchas son mucho más evidentes en prendas de este color. Por eso requieren un cuidado especial a la hora de meterlas en la lavadora. Sigue estos sencillos consejos y lograrás que tus prendas mantengan el blanco del primer día.

La ropa blanca es mejor lavarla con otras prendas blancas. Es recomendable no mezclarla con ropa de colores, especialmente si son colores intensos. Espera a tener la cantidad suficiente de ropa blanca para una lavadora, repasa las etiquetas de cada prenda para asegurarte de que todas pueden someterse al mismo programa ¡y manos a la obra!

A diferencia de las prendas de colores oscuros, las blancas suelen poderse lavar a altas temperaturas, aunque si apenas tienen manchas y no están muy sucias, con un programa a temperatura fría o tibia será suficiente, así también ahorrarás energía y serás más sostenible. La recomendación, no obstante, es lavar siempre a la máxima temperatura que indique la etiqueta: 30 grados, 40, 60...

Antes de meter la colada en la lavadora, repasa bien los puños, cuellos y bajos de tu ropa blanca en busca de manchas. Puedes tratarlas antes de iniciar el lavado con un producto específico o, mucho más cómodo, añadir un aditivo o lejía al detergente para que la suciedad se vaya con el agua sin necesidad de frotar. La lejía ataca directamente las manchas difíciles, eliminándolas de las prendas. Neutrex Oxy Blanco Puro se vierte en la cubeta sobre el detergente y recupera el blanco original de tus prendas. También puedes optar por Neutrex con lejía, que actúa directamente sobre las manchas. Recuerda que, en este caso, debes verter medio vaso diluido en agua durante el segundo aclarado.

Si quieres utilizar solo detergente, te recomendamos que utilices mejor un detergente en polvo como WiPP Express polvo o Dixan polvo, en vez de uno líquido o en gel, ya que contienen agentes blanqueantes químicos que eliminan las manchas blanqueables que los geles no tienen. Recuerda tenderla nada más termine la lavadora para evitar arrugas y malos olores.

Las manchas y los restos de suciedad suelen ser más evidentes en la ropa blanca que en ninguna otra prenda, pero con estos consejos sabrás hacerles frente y mantener tus prendas blancas como el primer día.




RESUMIENDO:

Cómo lavar ropa blanca


La ropa blanca se vuelve gris con el paso del tiempo y los lavados. Para tener tus prendas blancas como el primer día, sigue esta serie de consejos: procura no mezclarla con ropa de otros colores ya que, a diferencia de estos, la ropa blanca se puede lavar a altas temperaturas. Utiliza un programa adecuado a las características de tus prendas y repasa puños, cuellos y bajos de tu ropa en busca de posibles manchas. Utiliza un programa adecuado y detergentes específicos para ropa blanca y añade Neutrex Oxy Blanco Puro o Neutrex con lejía para reforzar el color en las prendas. Si sólo utilizas detergente, lo mejor es que sea en polvo, como Dixan Polvo, ya que los detergentes en polvo contienen agentes blanqueantes químicos que no tienen aquellos que se presentan en gel. Tienda las prendas nada más las laves para evitar arrugas y malos olores.


Compartir:
Sin comentarios
¡Escribe tu comentario!
Debes estar logineado para comentar. Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
ENVIAR