Cómo lavar la ropa negra

Compartir:

¿Quién no tiene en el armario una prenda de color negro? Los tonos oscuros combinan con prácticamente todo, sientan de maravilla y son elegantes. El problema llega cuando, lavado tras lavado, el intenso color negro del principio va perdiendo viveza y tornándose grisáceo. Para evitarlo, o al menos para que los colores se mantengan como nuevos durante más tiempo, basta con seguir una serie de pasos a la hora de lavar ropa negra o colores oscuros.

Antes de hacer la colada, siempre debes leer la etiqueta de cada prenda y clasificarla en función de los colores y también del tipo de lavado. Hay prendas que requieren limpieza en seco, otras que no pueden lavarse a temperaturas superiores a 40 grados... En el caso de la ropa negra, el agua debe estar fría o tibia, nunca caliente, ya que las temperaturas altas pueden hacer perder más color a las prendas.

Lava por separado colores oscuros y colores claros y evita así transferencias de color. Si tienes un conjunto de dos prendas del mismo color, procura lavarlas siempre a la vez para que mantengan el mismo tono.

Cuando metas la ropa oscura en la lavadora, cierra botones y cremalleras e introdúcela del revés. De este modo protegerás los colores y la prenda sufrirá menos desgaste. Asimismo, te ahorrarás las molestas manchas que deja la rozadura de botones abiertos.

La ropa interior y prendas más delicadas puedes introducirlas en una bolsita de red para que no se atasquen el tambor o se enreden con otras prendas.

En la medida de lo posible, utiliza programas cortos de lavado para tu ropa negra y de colores oscuros. Con ellos las prendas sufrirán menos. Si alguna tiene manchas, trátala primero con un producto especial antes de mezclarla con el resto de la colada. Algunas manchas pueden limpiarse sin necesidad de lavar la prenda completa.

En la lavadora vierte la dosis justa de detergente, así tendrás un lavado más eficiente, ahorrarás y serás más sostenible. Con Micolor Oscuros Intensos puedes lavar tu ropa negra con tranquilidad, ya que su tecnología Renovación 3D cuida los tejidos, protegiendo y recuperando los colores más oscuros. Además, previene transferencias y alisa las fibras, con lo que los tonos de tus prendas volverán a brillar.

Cuando la ropa ya esté limpia, cuélgala al aire para que se seque, ya que la secadora puede producir un mayor desgaste de la prenda y por tanto en prendas negras se vería ese efecto de prensa más grisácea.

Si sigues estos sencillos pasos a la hora de lavar tu ropa oscura, tus colores mantendrán su viveza e intensidad y los negros seguirán siendo negros.




RESUMIENDO:

Cómo lavar ropa negra


Lavar las prendas negras u oscuras es muy fácil. Si quieres que los colores persistan y luzcan como el primer día, sigue esta serie de consejos: revisa siempre la etiqueta para ver las condiciones de lavado de cada prenda; a continuación, separa las prendas por colores oscuros y más claros para evitar la transferencia de colores. No laves nunca tus prendas oscuras con agua caliente, por ésta come los colores. Utiliza un programa corto de lavado y pretrata la mancha si es necesario. La gama Micolor Oscuros Intensos permite lavar tu ropa con tranquilidad, ya que cuida, protege y repara los tejidos recuperando los colores oscuros. Cuelga la ropa al aire libre a la hora de secarla, evitará un mayor desgaste de la prenda.



Compartir:
Sin comentarios
¡Escribe tu comentario!
Debes estar logineado para comentar. Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
ENVIAR