Hazlo tú mismo: ahorra y diviértete

Todos llevamos a un manitas dentro. Es hora de sacarlo y solucionar los problemillas caseros.
Compartir:

Y hoy nos proponemos, ¿por qué no cambiar esa rutina y, de paso, ahorrarnos unos euros?


Reparar un marco de madera, la pata de una silla, orificios en puertas...

Las esquinas de las puertas y muebles son especialmente propensas a sufrir golpes y orificios. Si quieres reconstruir una parte y no tener que cambiar el marco de una puerta entero, por ejemplo, pregunta en tu ferretería por la Barrita Arreglatodo Especial Madera de Pattex, una masilla-pegamento ideal para rellenar y reconstruir objetos de madera, apto para todo tipo de ellas: pino, haya, roble, nogal, caoba, aglomerado... Su especial consistencia proporciona un producto moldeable que, en seco, tiene la misma dureza final que la madera. En tan sólo 5 minutos, queda duro como la piedra y listo para lijar, pintar o barnizar encima. ¡Mueble como nuevo gracias a tu destreza y por unos euros!



Reparar un zócalo de madera, colgar un perchero...

A veces, por el uso o los golpes, un zócalo o rodapié se puede despegar o ahuecar. Si te ha ocurrido esto en casa en alguna pieza, ¡saca al manitas que llevas dentro! Limpia bien la pared y la parte del rodapié que pegará sobre ésta. Aplica el adhesivo No Mas Clavos de Pattex en la parte posterior de la tabla y fíjala en la pared con cuidado de encajarlo bien. Presiona levemente y retira con un trapo el adhesivo que sobresalga entre las piezas. Una vez seco, quedará bien fijado y puedes pintar o barnizar sobre la pieza tranquilamente.

Este adhesivo te será también muy útil cuando quieras hacer trabajos sencillos con madera en casa, como montar un mueble o colgar un perchero en la pared, sin necesidad de agujerearlos.

¡También objetos y juguetes!

Ahora más que nunca, cuando se rompa algo, antes de pensar en comprar algo nuevo, pregúntate: ¿puedo arreglarlo? Pegar una pieza de porcelana de un jarrón, la patilla rota de las gafas, la carcasa de un teléfono móvil estropeada después de sufrir constantes caídas al suelo, el asa de un bolso, la pieza del juguete preferid@ de tu hijo... son sólo algunos ejemplos de objetos que podemos recuperar cuando los creíamos perdidos. ¿Cómo? Con un clásico en todas las casas: el adhesivo Loctite SuperGlue-3.

Para ello, es necesario asegurarse que todas las piezas están limpias. Deben limpiarse las piezas con un disolvente, comprobando que cualquier pegamento antiguo o grasa haya desaparecido. Una vez las superficies están listas, se aplica el pegamento en las piezas y se presiona levemente. Tan sólo unos segundos después, la capacidad instantánea de pegado hace acción y se endurece, consiguiendo una unión resistente e invisible. Plástico, cuero, ropa, vidrio... ¡pocas cosas se resisten al poder instantáneo de Loctite Super Glue-3!



Diversión en familia

Además de ahorrar, el bricolaje y las manualidades son un hobby para muchas familias. Si aún no lo has probado, te sugerimos que lo pruebes la próxima vez que haya que hacer algo en casa. Verás que, en general, hay muchas tareas que hasta ahora no hacemos por desconocimiento o miedo a meter la pata, y en realidad es mucho más fácil de lo que pensamos. Si no nos crees, date una vuelta por la red: en webs como www.youjustdo.es, www.loctitesuperglue-3.com o www.pattex.es encontrarás vídeos explicativos, de cómo hacer paso a paso varias reparaciones, materiales y aplicaciones que te harán verlo todo desde otro punto de vista.
 

                          

Compartir:
1 comentario
Paz Manzano
25 de enero
Estupendo artículo
¡Escribe tu comentario!
Debes estar logineado para comentar. Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
ENVIAR