Su habitación, ¡un espacio único!

Cinco ideas para conseguir un ambiente funcional y divertido en el cuarto de los peques.
Compartir:

Ese día, su habitación pasa a ser su rincón favorito del hogar. Y para hacer de él un rincón agradable para todos, hoy recopilamos algunas ideas para darle un toque personal:

1) Decorando juntos desde el principio: desde pequeños, los niños saben muy bien lo que les gusta y lo que no. Así que, a la hora de decorar su habitación, dejadles opinar sobre el color de la funda nórdica y los cojines, los cuadros o pósters con que decorar, etc. Se sentirán más “mayores”.

2) Paredes que dejan huella: si os gusta estar a la moda, una buena idea es pintar una pared con pintura de pizarra, donde divertirse pintando. Para los más aventureros, una tendencia al alza es forrar una pared con mapas. De esta forma, además de decorar, se puede aprender mucho mirando a la pared.

3) Cada cosa en su sitio: además de bonita, tenemos que enseñar a los peques que una habitación de “mayores” tiene que estar ordenada. Para facilitarles el trabajo, poned cestos de mimbre o cajas a una altura a la que puedan llegar, baúles con ruedas bajo la cama…

4) Si falta espacio, estantes volados: ocupan poco espacio útil del cuarto y ahí podemos guardar lo que no se utiliza a diario. Además, como están fuera del alcance de los niños, los papis podéis poner lo que queráis ;)

5) No os olvidéis de incorporar un “rincón de la creatividad”: una mesa o escritorio es fundamental para que los peques dibujen o hagan manualidades. Tijeras, pinturas, pegamento Pritt (sin disolventes y seguro para uso infantil) y muchas ideas harán de este rincón un sitio donde fluya la creatividad.


Y un último consejo…

Aunque no se vea, en la habitación de los peques se suele acumular polvo, sobre todo en los juguetes expuestos en las estanterías y en los peluches. Por regla general, todos los juguetes de plástico pueden limpiarse con una bayeta húmeda a la que aconsejamos añadir unas gotas de Estrella Oxygeno Activo, que además de limpiar desinfecta.

Del mismo modo, cada cierto tiempo, mete los peluches en la lavadora y haz una colada con un buen detergente, como WiPP Express gel, para eliminar todo rastro de polvo o suciedad. Estos muñecos suelen estar confeccionados con telas y rellenos de algodón, materiales que dificultan la limpieza diaria.
 

Fuente: El Mueble

Compartir:
1 comentario
Yadira Rodriguez
7 de mayo
Pero hay peluches que no se pueden lavar porque llevan baterias , ¿ cómo podríamos lavrlos ?.
¡Escribe tu comentario!
Debes estar logineado para comentar. Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
ENVIAR