7 pasos para cuidar la sonrisa de los peques

Cuidemos la higiene bucal de los niños con este sencillo decálogo de buenas prácticas.
Compartir:
Desde que son pequeñitos debemos animar a los niñ@s a cepillarse los dientes. El inicio de la higiene bucal a edades tempranas no sólo favorece la eliminación de la placa en sus primeros estados, sino que con ello empezamos a introducir esta rutina diaria de higiene dental, clave durante el resto de sus vidas.

Así que, ahí van los 7 consejos de Licor del Polo Junior para cuidar sus sonrisas:

1. Primeros dientes:
Cuando salen los primeros dientes de leche, se recomienda usar un cepillo de dientes infantil humedecido en agua, de filamentos redondos y cabezal pequeño, adecuado al tamaño de la boca. Cuando el niño haya aprendido a escupir, se puede utilizar una pequeña cantidad de dentífrico infantil fluorado (del tamaño de un guisante), supervisando siempre que el niño no se trague el producto.

2. Mínimo 2 veces al día:
Lo ideal es cepillarse después de las 3 comidas importantes, pero si no es posible, como mínimo dos: antes de irse a dormir y después del desayuno.

3. ¡Cepillarse los dientes es divertido!: Hasta que los niñ@s puedan hacerlo solos, los papás deben cepillarles los dientes y deben ir inculcando a los peques la idea de que cepillarse es algo divertido.

4. ¿Qué te hace falta?: Un cepillo y pasta de dientes. Lo mejor: un cepillo infantil, de cabezal pequeño y filamentos suaves y de punta redondeada. Y lo mismo para el dentífrico: lo mejor es que el niñ@ tenga su propio dentífrico infantil (con una menor cantidad de flúor que el de los adultos y con ingredientes limpiadores más suaves).

5. La técnica de cepillado:
En el caso de los peques, es importante empezar haciendo movimientos circulares sobre las caras internas y externas de los dientes, y movimientos cortos de adelante hacia atrás y viceversa, en las zonas de masticación. ¡Y atent@s para que nadie se trague la pasta de dientes!

6.¡Ojo con el azúcar!: Un exceso de dulces y alimentos ricos en azúcar hace que las bacterias produzcan más ácidos que atacan los dientes. También es importante restringir el consumo de alimentos con un alto contenido en ácidos, como zumos de fruta o refrescos carbonatados, pues favorecen el ataque ácido directo sobre los dientes. Así, ya desde bebé, evita mojar el chupete o el biberón en azúcar o miel.

7. Visita al dentista: La erupción de los primeros dientes es el momento de realizar la primera visita al odontopediatra, que se debería repetir cada 6 meses. Este experto será el encargado de dar las instrucciones precisas para que el niño continúe con su higiene dental. De mayores se debe hacer como mínimo una visita anual de revisión con el dentista.

¡Con una buena rutina desde peques nos podemos ahorrar problemas de mayores!



Licor del Polo Junior ofrece pasta de dientes para menores de 6 años y otra diferente para mayores de 6, ya que adapta el contenido de flúor a cada edad y así evitar el riesgo de manchas permanentes en los dientes. Echa un vistazo AQUÍ para ver sus sabores y gamas.
Compartir:
Sin comentarios
¡Escribe tu comentario!
Debes estar logineado para comentar. Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
ENVIAR