Niños y verano: decálogo para unas vacaciones seguras

10 consejos útiles para unas vacaciones con niños seguras y felices.
Compartir:

Bloom Derm pulsera¿Preparando las vacaciones en familia? Si tienes peques en casa, te gustará repasar estos 10 consejos a tener en cuenta para garantizar la seguridad familiar este verano.

1) Si viajáis en coche, presta atención a las sillitas y/o sistemas de retención de menores. Antes de salir de viaje, comprueba que la silla es correcta para la edad de tu pequeño, está bien fijada, etc. Y recuerda que los bebés deben viajar en el sentido contrario a la marcha.

2) En vacaciones los peques pasarán tiempo en la playa o en la piscina. A los más pequeños, ponles manguitos o flotadores para el baño; y aunque tengas niños más mayores y sepan nadar, nunca los dejes sin vigilancia por parte de un adulto.

3) Cuando los niños estén expuestos al sol, recuerda protegerlos aplicando crema de alta protección en todo el cuerpo (no olvides las orejas, nuca, empeines...); y también asegúrate de que utilicen gorro y gafas de sol.

4) La deshidratación puede ser un problema real en verano. Procura refrescarlos a menudo, proporcionándoles sombra y agua. La fruta y los helados también son fuente de agua, así que llévalos contigo y les tendrás felices e hidratados.

5) Las picaduras de mosquitos también pueden daros algún dolor de cabeza. Lo mejor es prevenir que les piquen usando una loción repelente o, mejor aún en niños, usando una pulsera anti-mosquitos como Bloom Derm.





6) Es aconsejable llevar un botiquín con los medicamentos básicos que los peques pueden necesitar estando de vacaciones. Además de analgésicos, llevar vendas, tiritas, materiales para curas, un termómetro... es fundamental.

7)  En tu residencia vacacional, no bajes la guardia con la seguridad: almacena los productos tóxicos (productos de limpieza, medicamentos...) fuera del alcance de los niños.

8) Cuidado con los cambios de temperatura bruscos: si habéis estado durante un largo rato al sol, evita entrar en un lugar con el aire acondicionado muy fuerte.

9) En verano solemos relajarnos con algunas conductas, pero no debemos hacerlo a la hora de dar ejemplo a los pequeños: durante los paseos en familia, cruzad cuando esté verde, por los pasos de peatones, etc.

10) Finalmente, en cuando a la alimentación se refiere, en vacaciones podemos ser más permisivos con lo que comen los peques (helados, chuches...) pero insistid siempre en los buenos hábitos: comer cada día al menos una pieza de fruta; lavarse los dientes antes de irse a dormir; etc.

Esperamos que estas pautas os sirvan para tener unas vacaciones en familia seguras y pasarlo todos fenomenal.


Compartir:
Sin comentarios
¡Escribe tu comentario!
Debes estar logineado para comentar. Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
ENVIAR