Cómo quitar las manchas difíciles de bebé

Compartir:
La lejía puede convertirse en tu gran aliada no sólo para lavar su ropita sino también para desinfectarla.

La ley de Murphy en el cuidado de un bebé suele manifestarse justo en el momento inmediatamente después de que terminas de vestirlo, ya que no es extraño que sea entonces cuando vomita o se mancha al cambiarle el pañal. Al margen de esta "puntería", es habitual que en los primeros meses de vida de tu bebé tengas que aprender a combatir manchas a las que nunca hasta su llegada te habías tenido que enfrentar. No te agobies. Por suerte para ti, existen la lavadora y algunos sencillos trucos que te ayudarán con el trabajo sucio. ¡Apunta!

Retira de la ropa los restos de sustancias -como vómito o excrementos- antes de empezar a tratarla. Puede que no te resulte una tarea de lo más agradable pero te facilitará el proceso de lavado.

Actúa rápido. Las manchas de heces, comida o vómitos pueden ser complicadas de limpiar si dejamos que pasen mucho tiempo en la prenda. Poner la ropa en remojo en agua tibia puede contribuir a que la mancha se vaya diluyendo poco a poco.

Si vas a lavar una prenda por primera vez, consulta la etiqueta, ya que es importante seguir las indicaciones del fabricante para evitar que un lavado inadecuado la deteriore.

Utiliza productos adecuados.
Aunque existe la falsa creencia de que la lejía es demasiado fuerte para la ropa de tu bebé, lo cierto es que no es más que un mito. Para deshacerte de manchas difíciles y asegurar la desinfección de las prendas, puedes ponerlas en remojo con Lejía Conejo (3/4 de un vaso -150 ml- en 1/2 cubo de agua -5l). Después, te recomendamos que en el lavado uses un blanqueador como Neutrex Suave, puesto que gracias a sus sales naturales y activas y a su fórmula densoactiva proporciona efectividad y control en la ropita blanca o clara de tu bebé. Si la utilizas al lavar la de tu hijo o hija, comprobarás que es una gran aliada contra las manchas más difíciles. También el uso de un suavizante apto para pieles sensibles, como Vernel Delicado, contribuye a mantener cuidada la ropa de tu bebé.





Resumiendo:

Cómo quitar las manchas difíciles de bebé



Para hacer frente a las difíciles manchas de bebé sólo tienes que retirar de su ropita los restos de sustancias (como vómito o excrementos) y tratarla cuanto antes. En este sentido, poner la prenda a remojo en agua tibia puede contribuir a diluir la mancha. Para el lavado, ten en cuenta las recomendaciones del fabricante y utiliza puede contribuir a diluir la mancha. Para el lavado, ten en cuenta las recomendaciones del fabricante y utiliza productos adecuados, como el blanqueador de ropa Neutrex Suave y el suavizante Vernel Delicado.

Sigue estos pasos y verás que será sencillo deshacerte de las manchas más difíciles de bebé. Porque ahora, más que nunca, tu tiempo es demasiado valioso como para perderlo en coladas imposibles.
Compartir:
Sin comentarios
¡Escribe tu comentario!
Debes estar logineado para comentar. Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
ENVIAR