Limpieza de la casa: ¿Gatea tu peque en un entorno seguro?

Compartir:
Proteger enchufes, retirar objetos frágiles y desinfectar el suelo dejan tu casa a prueba de los niños y niñas más inquietos.

La mayoría de los bebés empieza a gatear entre los siete y los 10 meses, aunque también los hay que apuestan por desarrollar sus propias técnicas -perfectamente válidas- para moverse por la casa. Empieza entonces una nueva e importante etapa en la vida de los niños o niñas, puesto que, según los expertos, estos primeros desplazamientos son fundamentales para el desarrollo del cerebro y de la vista, entre otros beneficios. Comienza también una época en la que la curiosidad de los bebés obliga a extremar la limpieza de la casa y deja a la vista peligros que hasta el momento habían pasado desapercibidos. ¿Cómo hacer de tu casa un lugar más seguro?

Protege los enchufes y las esquinas de los muebles que estén al alcance de tu bebé. El afán por descubrir el mundo que lo rodea puede llevarle a querer tocarlo todo con sus propias manos, lo que en el caso de los enchufes puede resultar muy peligroso. Asimismo, las caídas contra los bordes de los muebles que estén a la altura de su cabeza pueden producir golpes en el cráneo, de ahí que sea recomendable usar protectores.

No dejes a su alcance productos que pudieran resultar tóxicos (como medicamentos o productos de limpieza) ni tampoco aquellos que puedan romperse fácilmente, ya que en caso de rotura los fragmentos podrían causarle heridas. En este sentido, evitarás riesgos si dejas el suelo libre de objetos innecesarios. Además de incrementar la seguridad de tu bebé, le estarás proporcionando más espacio para sus juegos, algo que, sin duda, agradecerá.

Limpia y desinfecta el suelo. La limpieza de casas es muy importante, ya que el bebé y sus juguetes pasarán horas sobre el suelo y debe estar libre de gérmenes u otras sustancias que puedan afectar a su salud. La lejía con detergente Estrella 2en1 es un óptimo desinfectante, con sus variedades Azul, Limón y Pino.

Instalar un bloqueo de apertura de puertas, especialmente útil en el caso de las correderas, contribuirá a evitar que tu bebé se pille los dedos con ellas. Existen también dispositivos parecidos para impedir la apertura de cajones o armarios, muy útiles si guardas en ellos cosas que sean peligrosas para el bebé.



Resumiendo:

¿Gatea tu peque en un entorno seguro?



Si quieres que tu casa sea un lugar seguro para tu bebé ahora que empieza a gatear, solo tienes que tener en cuenta una serie de consejos básicos. Protege los enchufes y las esquinas de los muebles que estén a su alcance; instala un bloqueo de apertura de puertas para evitar que se pille los dedos y deja el suelo libre de objetos innecesarios, impidiendo que queden a su alcance productos peligrosos, como medicamentos. Para finalizar, limpia y desinfecta el suelo con lejía Estrella 2en1 para mantener a tu peque alejado de gérmenes.

Con estos sencillos consejos y una adecuada limpieza de la casa, los peques empezarán a gatear en un entorno seguro y no habrá que preocuparse de nada más que de disfrutar de sus primeros avances.
Compartir:
Sin comentarios
¡Escribe tu comentario!
Debes estar logineado para comentar. Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
ENVIAR