Usos de la lejía: 8 cosas para las que también puedes usar lejía

Compartir:

Descubre un producto que limpia y desinfecta tu hogar, blanquea tu ropa y elimina malos olores.

Aunque lleva toda la vida en nuestros hogares, puede resultar una auténtica desconocida. Y es que, en realidad, poca gente conoce realmente qué es la lejía y para qué sirve. La lejía, o hipoclorito de sodio, se obtiene a partir de la sal común y, una vez ha cumplido su función, vuelve al medioambiente donde se degrada en pocos minutos, convirtiéndose de nuevo en sal. Pues si estos datos te han sorprendido, comprueba en qué ocho cosas pueden ayudarte.

Lavar la lechuga.
Disuelve 2 ml. (1 cucharadita de café) de Lejía Conejo (azul) en un litro de agua y estarás no sólo lavando sino también desinfectando ésta y cualquier otra verdura -también las frutas-. Este producto es apto, además, para la desinfección del agua de bebida.

Limpieza y desinfección. Estrella 2en1 con lejía y detergente puede utilizarse como un limpiador general del hogar y te garantiza su adecuada desinfección, ya que es capaz de destruir virus -como los responsables del resfriado común-, bacterias -como la salmonela- y hongos. Además, su fórmula  actúa y destruye los principales agentes que causan alergias en tu vivienda.

Eliminar malos olores. La lejía es un excelente desodorizante, pues no solo es capaz de destruir gérmenes, sino que también rompe las sustancias malolientes producidas por éstos.

Desinfectar y blanquear el inodoro.
Como hemos visto, la lejía es el principal desinfectante en el hogar, acabando con los gérmenes que habitan en tu inodoro. Lejía Conejo o Estrella, limpiador con lejía, te ayudan, además, a recuperar el blanco de las porcelanas de éstos, de fregaderos, lavabos y bañeras.

Eliminar el moho.
La humedad favorece la aparición del moho, que podrás limpiar fácilmente usando Estrella 2en1 con lejía y detergente, muy eficaz contra éste, incluso en las juntas de baldosas y azulejos.

Desinfectar la nevera.
El frigorífico puede acumular un gran número de gérmenes. Si lo limpias con lejía eliminarás estos microorganismos.

Limpiar la lavadora. La lejía también es útil para lavar la lavadora. Pon agua caliente y lejía y deja que haga su ciclo normal de lavado. Estará como nueva.

Quitar manchas de la ropa blanca o clara. La lejía es un excelente blanqueante y quitamanchas, especialmente de algunas manchas difíciles como café o té.





Resumiendo:

¿Para qué cosas se puede usar lejía?


La lejía es sinónimo de limpieza y desinfección, ya que es capaz de destruir virus, bacterias y hongos. Puede ser, por tanto, uno de tus principales aliados para mantener tu casa impoluta, ya que es ideal para limpiar la lavadora, desinfectar la nevera, blanquear el inodoro, eliminar el moho y acabar con los malos olores. Unas gotas de Lejía Conejo (azul) te ayudarán a limpiar la lechuga y otras verduras.

Ahora que has descubierto estas aplicaciones para las que también puedes usar lejía, ¿te animas a incorporar este producto a usos diferentes a los que le habías dado hasta el momento?

Compartir:
1 comentario
Ana C.
21 de febrero
Para mantener las flores frescas durante más tiempo, hagan la prueba. Echen unas gotitas de lejía en el agua y verán el resultado.
¡Escribe tu comentario!
Debes estar logineado para comentar. Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
ENVIAR