Manualidad: Decorar huevos de Pascua

Una manualidad para celebrar la Semana Santa en familia con creatividad.

Compartir:

Por eso hoy, aprovechando que estamos en la Semana Santa y que tenemos algo de tiempo para pasar con los peques, os proponemos que cojáis pinturas, pincel, rotuladores, pegamento Pritt y papeles de colores, y como no, unos huevos cocidos, que serán el lienzo donde volcar la imaginación de los peques. Os damos algunas ideas:


Nivel fácil: Huevos primaverales

A la más pura tradición europea, coced unos cuantos huevos, mejor si son blancos, y dejad enfriar. Luego, poneros vuestras batas de pintores y ¡a crear!: podéis darles primero una capa de témperas de un color liso y dejar secar sobre unos tapones de plástico de botellas. Cuando estén secos, podéis empezar a decorarlos con otro color: podéis hacer unos topitos, manchas, cenefas, flores…o decorarlos como los de la foto de arriba. Una vez acabados y secos, quedarán muy bonitos para poner en un centro de mesa como decoración para estos días.


Nivel intermedio: Huevos con caras de personajes

¿Verdad que hay algunas personas que tienen la forma de la cara ovalada? Una buena manualidad es decorar los huevos con caras de personajes. ¿Cómo? Pintad con las témperas los huevos del color que queráis. Luego, con unas cartulinas y rotuladores haremos el resto. Por ejemplo, podéis recortar una gran bigote o unas gafas de sol en una cartulina negra y pegarlas en los huevos con cola universal Pritt. También podéis copiar las caras de vuestros personajes favoritos y añadirles detalles como los ojos, la boca, etc. con rotulador o ponerles una corona, una capa, etc. con cartulina o tela.


Nivel superior: Huevos decorados con papel de servilleta

Esta tipo de decoración seguro que os gusta a los adultos. Consiste en “forrar” los huevos con servilletas de papel para un aspecto más sofisticado, como el de la foto de abajo (extraída de la web www.marthastewart.com). Necesitaréis unos huevos blancos cocidos, 3 o 4 servilletas de papel con estampados bonitos, agua, pincel y cola blanca Pritt. En un pequeño bol, mezclad dos partes de agua por una de cola blanca y removed con el pincel. Mientras, separad las capas de la servilleta y quedaros sólo con la parte impresa. Cortad la servilleta en trozos (las partes más bonitas). Colocadlos sobre el huevo, alisando bien el papel sobre la superficie del huevo, y con el pincel id aplicando la mezcla de agua y cola sin excesos. Dejar secar unas horas sobre un tapón y ya estarás listos para decorar.

La web está llena de ideas para convertir unos simples huevos de gallina en auténticas obras de arte. ¡Dejad volar vuestra imaginación!


          

           Fuente foto: www.marthastewart.com

Fuente: www.larecetadelafelicidad.es

Compartir:
Sin comentarios
¡Escribe tu comentario!
Debes estar logineado para comentar. Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
ENVIAR