Qué hacer una tarde de invierno en casa con niños

Ideas para divertirse más allá de jugar en la consola o ver la televisión

Compartir:

Las tardes de invierno en casa no tienen por qué ser aburridas. Si el mal tiempo no permite salir a pasear o ir al parque, hay que buscar otras soluciones para que los niños se diviertan en casa. ¡Toma nota de estas ideas para disfrutar en familia! 

  • Puzzles caseros

Construir juguetes en casa puede ser una forma de entretenerse y, además, ¡tiene recompensa! Para construir un puzzle casero tan solo necesitaremos dibujos o fotos impresas, tijeras y pegamento Pritt, adecuado y seguro para los niños ya que contiene un 90% de ingredientes naturales.

El primer paso es elegir la imagen que más nos guste. Una vez la tenemos, la pegamos sobre una cartulina y la recortamos en cuadrados. La forma que elijamos para recortarla determinará la dificultad del puzzle. 

  • Música

El salón de casa puede convertirse en un auténtico karaoke o incluso en una pista de baile. Retira todos los muebles auxiliares del centro del salón, acomodaros bien en el sofá y disfrutad de una tarde de actuaciones. Quizá este sea el momento perfecto para que los más peques canten el recital de canciones aprendidas en el cole o esa coreografía que llevan practicando durante tanto tiempo. 

  • Manualidades

Collares, pulseras, llaveros... Existen multitud de manualidades que puedes crear a partir de objetos cotidianos como, por ejemplo, la pasta. Coloca en varios bols diferentes tipos de pasta que tengas por casa. Divide un hilo o cordón finito en diferentes larguras y deja que la imaginación fluya. 

Si tienes algunos globos en casa, puedes utilizarlos para hacer este proyecto con el que los niños también se entretendrán seguro. En este artículo, te damos 4 usos poco usuales de los globos que te encantaran. ¡Pasareis una tarde fantástica!

  • Marionetas

Con cartulinas, con goma eva, con peluches... Existen una gran cantidad de vídeos en Youtube para aprender a hacer una marioneta. Los mayores pueden ir montando las partes de más dificultad mientras los más pequeños pueden ayudarte a recortar los adornos. Una vez hecha solo quedará disfrutar de una tarde de marionetas en familia. 

  • Los juegos de siempre

¿Recuerdas los juegos de tu infancia? Aprovecha las tardes en casa para enseñarle cómo jugaban sus padres cuando eran pequeños. Les parecerá una idea sorprendente y, además, aprenderán juegos tradicionales con los que habitualmente ya no juegan. La Gallinita Ciega, el juego de las sillas, el juego del pañuelo... ¡qué bien os lo pasaréis! 

¿Tienes otra idea para que los niños se diviertan en casa? ¡Cuéntanosla! 

Compartir:
1 comentario
maría josé f.
14 de enero
Me encanta!!!!!??
¡Escribe tu comentario!
Debes estar logineado para comentar. Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
ENVIAR