¡

Cómo limpiar un bolso de piel

La piel es un material transpirable, duradero y elegante que, bien cuidada, nos permite disfrutar de bolsos, zapatos o chaquetas durante mucho tiempo. Pero ¿qué pasa si tu bolso o maleta de piel favoritos empiezan a verse desgastados o ligeramente grasiento debido al uso? Con estos consejos sobre cómo limpiar un bolso de piel podrás alargar el buen aspecto y uso de tus complementos durante años.

Bolsos de piel: Belleza interior y exterior

Antes de empezar a preguntarte cómo limpiar un bolso de piel por el exterior, es mejor que empieces por el interior de tu bolso. Los bolsos de mano acumulan gran cantidad de polvo, migas y demás suciedad con el paso del tiempo. Por eso, empieza la limpieza del interior sacudiendo o aspirando primero el bolso para retirar esos pequeños restos. Luego, límpialo con un paño humedecido y unas gotitas de Estrella Oxygeno Activo, que eliminará la suciedad o manchas que pueda tener el bolso en el interior.

Para una adecuada limpieza de un bolso de piel, el siguiente paso consiste en eliminar todo el polvo y la suciedad del exterior. Para la posterior limpieza en húmedo, normalmente en el caso del cuero no muy manchado basta con el empleo de agua limpia. Aplícala con delicados masajes sobre la piel con un paño suave y realizando movimientos circulares. Consejo: el agua destilada es ideal, ya que no deja manchas de cal. Y en este caso, menos es más: empieza mojando ligeramente el paño con unas gotas de agua y, si no es suficiente, aplica más. Lo importante es no mojar en exceso la piel, ya que la humedad y la piel son enemigas.

Consideraciones para limpiar un bolso de piel

  • Si tu bolso o maleta ha estado guardada durante un tiempo en un armario sin usar, el probable que haya acumulado malos olores. Para deshacerte de ellos, abre todas las cremalleras y ventila el bolso durante unos días. Para evitar que te vuelva a pasar, consigue fundas para guardar estos accesorios de piel.
  • Si el bolso tiene manchas destacables o se ve rayado, será necesario aplicar un poquito de jabón como limpiador. El aspecto grasiento está causado principalmente por el contacto frecuente, ya que nuestra grasa cutánea deja trazas en la piel. Contrariamente al plástico, este material natural es conocido por absorber las sustancias con las que entra en contacto. Para limpiar tu bolso de piel adecuadamente, prueba primero la solución de pasar un paño húmedo solo con agua, haciendo movimientos circulares sobre la mancha. Si no funciona, puedes aplicar una mínima cantidad de jabón especial para cuero. No solo limpia la piel, sino que actúa también como un suave acondicionador. 
  • Es mejor probar el limpiador para bolsos de piel en una mancha poco visible para evitar llevarte más tarde una sorpresa desagradable. Aplica cuidadosamente el jabón en la piel con un paño suave, a continuación, pasa un paño húmedo y espera un rato hasta que el bolso se seque por completo
  • Tras este paso, o simplemente si tu bolso presenta un aspecto algo seco, es recomendable aplicar una crema hidratante especial para cuero o, en su defecto, un poco de crema hidratante corporal. 

Es muy importante que el bolso de piel se seque por completo tras la limpieza, para evitar que huela a moho o humedad. Déjalo en un lugar a temperatura ambiente y bien ventilado. Puedes caer en el error de pensar en acelerar el secado acercando el bolso a una estufa o con secador de pelo, pero no es recomendable. El aire muy caliente seca la piel demasiado rápido, y puede hacer que se fisure.

Esperamos que este consejo sobre el cuidado de bolsos, maletas y otros complementos de piel te ayuden a mantener tus complementos en buen estado durante mucho tiempo. Te aconsejamos echar un vistazo también a nuestros consejos de cuidado y limpieza de zapatos de piel.

¿Te gustó este artículo?
*Recuerda que debes estar logineado para comentar.
Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
Síguenos