¡

¡Con mis deportivas a todas partes!

Ni tacones, ni bailarinas... esta primavera, el calzado estrella son las zapatillas deportivas que se llevan casi con todo.

Las deportivas han dejado de ser usadas única y exclusivamente para correr o ir al gimnasio. Ahora, pisan el asfalto con tanta gracia como los mocasines, las bailarinas o los botines de verano. No hay más que ojear las revistas y ver cómo las calzan Sara Carbonero, Blanca Suárez, Alessandra Ambrosio o Miranda Kerr, todas ellas consideradas “chicas a la moda”.


Claves para “vestirlas” bien y no ser hortera

Bien llevadas, las zapatillas tipo jogging (las zapatillas deportivas de toda la vida pero más ligeras) o las sneakers (más voluminosas y con cuña) aportan un toque de lo más casual y juvenil al estilo que hayamos elegido, aunque deberemos evitar que lo que sea algo original se convierta en lo más hortera.

Quedan muy bien con vaqueros, pantalones pitillos o shorts, y también con leggins y camisolas largas. También hay quien las luce con falda, pero eso requiere un sentido de la estética que te permita ver donde acaba lo “fashion” y empieza lo “hortera”. Eso sí, por muy de moda que estén, no las mezcles nunca con ropa demasiado formal o de noche.

El equilibrio está en saber mezclar prendas informales como las zapatillas con unos vaqueros, con otras más formales como una camisa o un cárdigan de punto y, por tanto, huir del look deportivo total.


¿Cómo limpiar el calzado deportivo?

Si te animas a calzarte tus “bambas” estos días y te preguntas cómo limpiarlas, en general, no tendrás mayor problema. Por regla general, las deportivas pueden limpiarse fácilmente con un paño humedecido en agua, pero mira siempre las etiquetas adjuntas y pregunta en la tienda donde las compres cómo limpiarlas. Hay tejidos más sensibles, como los que imitan al ante por ejemplo, con los que hay que utilizar productos de limpieza específica para calzado, de venta en zapaterías.

Los joggins más sencillos, de tela y con la suela de goma, pueden lavarse en la lavadora usando un detergente de calidad, como WiPP Express o Micolor (si son deportivas de colores), ya que conservarán mejor los colores y evitar que éstos “se apaguen” gracias a su fórmula “recupera color”. Es mejor lavar las zapatillas por separado del resto de la ropa, y añadir un producto aditivo quitamanchas como Neutrex Oxy5 sin lejía, capaz de eliminar los rastros de suciedad.

Esta primavera-verano, ¡cálzate tus deportivas y sal a lucirlas por toda la ciudad!

Fuente: Telva

¿Te gustó este artículo?
*Recuerda que debes estar logineado para comentar.
Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
Síguenos