Formas innovadoras de prevenir la contaminación de los océanos

Compartir:

Alrededor del 70% de nuestro planeta está cubierto por océanos, que supone el hogar de miles de especies y ecosistemas y, sin embargo, hasta 12 millones de toneladas métricas de plástico ingresan en estos cada año. Debido a esta contaminación, los mares necesitan nuestra ayuda. A veces puede parecer una tarea tediosa, pero con pequeños pasos podremos marcar la diferencia. Aquí os dejamos algunos consejos fáciles para prevenir la contaminación del océano.


Reduce el uso de plástico de un solo uso

La forma más fácil y directa es reducir el uso de productos plásticos de un solo uso. Estos incluyen botellas de agua, pajitas, bolsas de plástico, utensilios y recipientes de plástico para llevar. Lamentablemente, las botellas de plástico están omnipresentes en los océanos y una única botella tarda entre 450 a 1000 años en degradarse, a pesar de que a veces ni siquiera son necesarias. Trate de comprar garrafas de agua con la máxima capacidad posible y rellenar de ahí botellas reutilizables para comprar menos agua embotellada. Además de nuestro objetivo de utilizar envases 100% reciclables, reutilizables, Henkel está trabajando en sistemas de recarga que le permiten reutilizar el embalaje de sus productos.

Reciclar adecuadamente

También es fácil: si te ves obligado a usar artículos de plástico de un solo uso, asegúrate de reciclarlos adecuadamente después. Esto reduce la cantidad de nuevos artículos de plástico que entran en circulación, conserva los recursos naturales y ayuda al medio ambiente en general.



Únete u organiza tú mismo una limpieza de playa

Una de las formas más directas de prevenir la contaminación del océano es participar o incluso organizar una limpieza de playas. Simplemente comience a recolectar plástico en la playa con su familia o amigos, fomenta la belleza del agua y ayuda al ecosistema. Haga eso con los niños para mostrarles un buen ejemplo. Además, trate de llevar una bolsa de basura cada vez que visites la playa para divertirte y si encuentras la basura de otra persona, intente reciclarla de todos modos. 

Reduce tu consumo de energía en general

Tu reducción del uso de energía ayuda a reducir las temperaturas del océano. La quema de combustibles fósiles hace que el agua sea más ácida a través del dióxido de carbono, lo que provoca la extinción de los arrecifes de coral. Hay muchas maneras de reducir el consumo de energía a diario.

Ingiere mariscos sostenibles

Las prácticas pesqueras insostenibles causaron la extinción de algunos hábitats naturales y eventualmente disminuyeron la población mundial de peces. Mientras haces la compra o vayas a un restaurante, ayude al océano eligiendo mariscos que provienen de pesquerías silvestres bien administradas. Eso es a la vez sostenible y saludable. Además, evita los cosméticos con escualeno de tiburón y joyas hechas de corales o incluso conchas de tortugas marinas.

Viaja responsablemente

No arrojes nada por la borda mientras te diviertes en un bote o kayak y ten en cuenta la vida marina. Si vas a hacer un crucero en vacaciones, asegúrate de elegir el barco más ecológico.

Intenta educarte sobre la vida marina

Educa e inspira a quienes te rodean compartiendo tu conocimiento sobre la vida marina. Toda la vida en la tierra está conectada con nuestros océanos y sus seres vivos. Cuanto más aprendas, más querrás mantener vivo el ecosistema. Así es como podemos encontrar nuevas formas de prevenir la contaminación del océano. Las etiquetas ecológicas como Ecolabel ayudan a encontrar productos con altas exigencias sobre la salud y el medio ambiente. Nuestros productos Tenn ProNature o Somat ProNature, por ejemplo, están recompensados con la etiqueta ecológica Ecolabel. La fórmula con 99,9% de ingredientes naturales es protectora del agua y, por lo tanto, fue recompensada con dicho sello.

Compartir:
Sin comentarios
¡Escribe tu comentario!
Debes estar logineado para comentar. Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
ENVIAR