Tu casa, lista para el otoño

Prepara tu hogar para la llegada del frío.

Ya no cabe la menor duda: el otoño ha llegado para quedarse. Es hora de preparar nuestro hogar para los primeros fríos y convertirlo en un lugar cálido y acogedor, en el que disfrutar de esta estación del año.


Cómo aislar la casa del frío 

Para ello, lo primero en que debemos pensar es en prepararlo para el frío y conseguir un buen aislamiento. Estos días debemos comprobar puertas y ventanas y reemplazar burletes deteriorados. Un buen aislamiento es clave para mantener una temperatura adecuada en el interior y, además, esta medida contribuye a no desperdiciar energía (y por tanto, una disminución del gasto).

Otra de las medidas necesarias es revisar la caldera y los radiadores. Antes de su encendido, los radiadores necesitan ser purgados, es decir, hay que sacar el aire que se ha podido quedar dentro. Hacerlo es sencillo: hay que abrir la llave del radiador y dejar que salga el aire. Puede que salga agua, por lo que ten un recipiente a mano para recoger el agua que caiga.

Además, si vives cerca de la costa o en lugares húmedos, es recomendable tener a mano algún deshumidificador para eliminar los excesos de humedad del hogar en esta epoca del año. Si aún no conoces Rubson, te animamos a hacer la prueba. El deshumidificador Rubson Aero 360º optimiza la circulación del aire de los espacios, absorbe la humedad y neutraliza los malos olores.


La limpieza de Otoño

Las cortinas y alfombras más gruesas son también buenos aislantes y mantienen el calor en el hogar. Antes de sacar las alfombras del armario, haz una buena limpieza general, aspirando bien las esquinas, por debajo de los radiadores y detrás de las puertas. Aprovecha para lavar mantas, cortinas y otros elementos textiles antes de la llegada del frío. Si no estás seguro de poder lavarlas en la lavadora, revisa las etiquetas o prefiere lavarlas a mano con un detergente especial para tejidos delicados como Perlan.

Y en las habitaciones, es hora de preparar las mantas o el relleno de la funda nórdica de invierno, y guardar los rellenos más finos de verano. A la hora de conservarlos de un año al otro, recuerda incluir algún antipolillas  en las bolsas de almacenaje, para evitar que estos insectos acaben con tus prendas. Recuerda estas 3 formas de saber si las polillas viven en tu armario para evitar disgustos mayores.

Con estos sencillos consejos, conseguirás convertir tu casa en tu refugio cálido de otoño.

¿Te gustó este artículo?
*Recuerda que debes estar logineado para comentar.
Tu comentario será publicado una vez sea aprobado por el equipo de redacción.
2 comentarios
Betzabeth m.
6 de octubre de 2021
Me encanta lo tomate en cuenta ahora que ya estamos en otoño ??
Sanam R.
7 de octubre de 2020
Prácticos y útiles. Tomo nota.
Síguenos